Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Nos, los Grandes. Decadencia de la Nobleza española

Por Ramiro Grau Morancho.

Las sesiones de la Diputación de la Grandeza de España comenzaban con esta expresión: Nos, los Grandes.

Y no me parece mal.

Cuestión distinta es que sean Grandes todos los que figuran, nominalmente, como tales, puesto que todos sabemos, positivamente, que hay Grandes de España, que no figuran en ese elenco de la nobleza.

Los recientes acontecimientos sucedidos en Madrid, y protagonizados por el Conde de Atarés, y Grande de España, me obligan a reflexionar sobre la institución nobiliaria, a grandes rasgos, y a vuelapluma.

Empezaré diciendo que Atares es una pequeña localidad del Sobrarbe, comarca de la provincia de Huesca, del Altoaragón, mi tierra, y que el título procede de una baronía sobre tres localidades, Atares, Liguerre y Latrás.

En España hay unos 3.500 títulos nobiliarios, y alrededor de 500 son también Grandes de España, es decir, primos del Rey, que pueden permanecer descubiertos en su presencia, andar por el Palacio Real como Pedro por su casa, etc.

Pero conviene también aclarar que hay dos tipos de nobleza, la nobleza titulada, y la nobleza no titulada, y que tan noble es un Hidalgo castellano, o un Infanzón aragonés, como un Título del Reino.

Y que, tras la legislación que establecía la denominada “confusión de estados”, se pretendía allanar por abajo, como suele suceder en los regímenes socialistas y comunistas, dónde todos somos “iguales”, pero en la práctica, unos son más iguales que otros…

Yo creo en la igualdad de oportunidades, pero no en la igualdad de resultados, que parece ser es lo que se pretende.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Y no es igual el  propietario que el  okupa, ni el  funcionario por oposición, que el empleado público por ocupación.

En su momento estudié la Nobleza, realizando un curso en el Instituto Salazar y Castro, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, pero tras obtener un Notable en el primer curso, lo abandoné, pues llegue a la conclusión de que a mí lo que me interesaba realmente era el rango, personal e intransferible, y no la nobleza hereditaria, que a veces no se sabe ni de dónde procede.

Felipe VI,  o Leticia, tampoco deben de creer en la Nobleza, y la prueba de ello es que el  rey actual no ha concedido ni un solo título nobiliario en sus ocho años de rey, a diferencia de Juan Carlos I, que concedió medio centenar de títulos, en sus casi cuarenta años de mandato.

No solo eso, sino que se han mantenido totalmente alejados de los nobles, como si transmitieran alguna enfermedad contagiosa, tal vez el respeto a la Historia de España, a la religión católica, la lealtad a la Corona y a los españoles, etc.

En ese sentido, parece evidente que si desapareciera la nobleza, la monarquía tampoco tendría ninguna razón de ser, pues ambas instituciones y tradiciones van en el mismo lote.

Y no quiero ni puedo terminar sin hacer llegar mi más sentido pésame a todos los familiares de las personas asesinadas, y también del Conde de Atarés, que se administró Justicia por su propia mano, y, muy especialmente a su hija, a la que deseo de todo corazón pueda superar este duro trance.

Puede leer:  Viajar en Semana Santa

Rezaré por todos ellos.

Ramiro Grau Morancho, Académico, jurista y escritor – https://www.ramirograumorancho.com

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Escrito por

Jurista y escritor, Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España. Abogado y escritor. - https://www.graueditores.com

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Videos

No es la primera vez que lo denunciamos, pero no por ello hay que dejar de hacerlo.

Opinión

Eugenio Trujillo Villegas – Director: Sociedad Colombiana Tradición y Acción Acaba de comenzar un nuevo “proceso de paz” con el ELN. Se repite una...

Cultura

Recién leída y estudiada, reseñamos la última obra del ex fiscal y jurista aragonés don Ramiro Grau Morancho: “Juristas y abogados” es una penetrante...

Opinión

Don mentiras dijo una verdad.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.