Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Cultura

Un siglo de cine y toros: retazos de una gloriosa tradición

image_pdfLEER EN PDF

Ante la llegada del verano, les proponemos un repaso, ni exhaustivo ni cronológico, por algunas de las mejores películas que han tratado el mundo del toro en el cine. 

De los subgéneros cinematográficos apreciados por el público español, el “cine de toros” todavía cotiza entre los más altos, por motivos obvios y oportunísimos. Las posibilidades narrativas del asunto taurino son múltiples y atractivas, de modo que podemos afirmar que si existe un tema/pretexto cinematográfico como pocos, ése es el que aquí nos lleva: dinamismo, peligro, emoción, arena… son los elementos que conforman la gramática de un subgénero popular, idóneo para el Séptimo Arte y sus mecanismos de captación.

Ahora bien, la enorme filmografía en torno a los toros y los toreros es muy desigual, y no siempre presenta un interés alto, devaluándose a menudo con producciones turísticas de escaso relieve. 

Hemos revisado en los últimos años alrededor de un centenar de títulos, y tras los cotejos de rigor, podemos afirmar sin riesgo a errar en demasía que las tres mejores películas –a nuestro subjetivo y limitadísimo juicio–, son: Sangre y arena [Blood and sand] (Rouben Mamoulian, 1941), El torero y la dama [The bullfighter and the lady] (Budd Boetticher, 1951) y El espontáneo (Jorge Grau, 1964). 

La obra maestra absoluta del subgénero la tenemos en la colorida cinta de Mamoulian, con Tyrone Power, indiscutiblemente la mejor de las cuatro versiones realizadas a partir del clásico homónimo de Blasco Ibáñez (la versión muda de Fred Niblo, de 1922, también es digna de recuerdo). Así y todo, esta Sangre y arena de Mamoulian es un prodigio que quintaesencia como ninguna otra aproximación el misterio ritual del toreo, sin descuidar aspectos más mundanos del mismo, en un registro cromático y costumbrista de arrolladora fuerza expresiva. 

Con otra sensibilidad, el gran Boetticher explorará con los misterios del toreo en su magistral El torero y la dama, muy superior a su excelente Santos el magnífico [The Magnificent Matador] (Budd Boetticher, 1955), haciendo hincapié en los temas de la amistad no traicionada y la lealtad hasta los umbrales de la muerte. En cuanto a la película de Grau, no más podemos ratificar la espeluznante entidad de un trabajo sobrecogedor, con uno de los finales más enigmáticos y poderosos del cine español, aquí en torno a las andanzas de un muchacho que, por diversos azares, morirá en el ruedo como “espontáneo”. 

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Pese a la categoría de estas tres obras maestras absolutas que no nos cansamos de volver a ver, no podemos olvidar media docena de títulos de gran categoría ética, estética y narrativa: Torero (Carlos Velo, 1956), con Luis Procuna, en los límites del ensayo autobiográfico y el cine reportaje; El Litri y su sombra (Rafael Gil, 1959), una de las realizaciones más complejas de su director, con una gran creación de su protagonista; Los clarines del miedo (Antonio Román, 1958), poderosa indagación psicológica sobre el miedo y la esperanza, con sus manifestaciones en dos personajes antitéticos; El momento de la verdad [Il momento della verità] (Francesco Rosi, 1965), hiperrealista retablo goyesco donde la crítica social y la lectura antropológica irrumpen con calculado desaliño; amén de las dos excepcionales contribuciones de Ladislao Vajda, Mi tío Jacinto (1955) y Tarde de Toros (1956), sendas demostraciones del brío narrativo del maestro húngaro, especialmente inspirado en Jacinto.

Aunque el asunto taurino quede en un segundo plano, debemos mencionar otro largo de singular importancia, Los golfos (Carlos Saura, 1959), tal vez la mejor ópera prima del cine español y una de las grandes películas del maestro aragonés, impresionante aproximación al problema de la delincuencia dentro de los cauces del realismo minimalista, sin concesiones moralistas ni gratuidades moralizantes.

Puede leer:  Carlos van Zeller Clamouse, militar y pintor romántico

En un escalafón más modesto, el buen cine taurino español presenta joyas de ciertos quilates en Brindis a Manolete (Florián Rey, 1947), Currito de la Cruz (Luis Lucía, 1948), Yo he visto a la muerte (José María Forqué, 1957), Las cicatrices (Pedro Lazaga, 1966) o la sorprendente Tú solo (Teo Escamilla, 1984), posiblemente la última película taurina válida realizada en España. Y podemos recordar, por sus pintoresquismos, un puñado de estimables cintas olvidadas, como La tierra de los toros (Jeanette Rocqués, 1924), El niño de las monjas (Ignacio F. Iquino, 1958), El traje de oro (Julio Coll, 1960), Aprendiendo a morir (Pedro Lazaga, 1962) o Sangre en el ruedo (Rafael Gil, 1968).

El listado podría eternizarse, y algunos entusiastas incluso añadirían películas tan envejecidas como A las cinco de la tarde (Juan Antonio Bardem, 1961), El paseíllo (Ana Mariscal, 1968), Fray Torero (José Luis Sáenz de Heredia, 1966), El monosabio (Ray Rivas, 1978) o Belmonte (Juan Sebastián Bollaín, 1995), sin necesidad de descender a estratos más bajos.

En cuanto a los bodrios y desastres, haremos mejor en olvidarlos, incluyendo algunas películas recientes de muy mala memoria. Sea como fuere, el cinematógrafo y el ruedo nunca han estado tan bien avenidos como esta gloriosa relación de títulos pone de manifiesto. 

José Antonio Bielsa Arbiol

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

José Antonio Bielsa Arbiol

José Antonio Bielsa Arbiol (Calanda, 1984). Escritor, historiador y locutor radiofónico. Licenciado en Historia del Arte. Graduado en Filosofía. Autor de una veintena de libros y un centenar de opúsculos. Profesor de Filosofía en Zaragoza. Editor del sello católico VOCE.

1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

1 Comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Actualidad

La iglesia francesa ha estado cerrada por restauración desde el 15 de abril de 2019, cuando fue parcialmente destruida por un incendio.

Cultura

Una de las formas de evitar que esto suceda es que el gobierno ofrezca fondos especiales para el mantenimiento de estos monumentos.

Cultura

LEER EN PDF Por España Ayer, ahora y siempre, la primera en dar su sangre por la fe cristiana: espada y cruz, su tradición...

Cultura

LEER EN PDF Invocación al silencio Que añorada sea la profunda sima de la noche te lo explico, oh Licio, caro amigo, con estos...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box