Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Historia

Recordando a Mikhail Gorbachev tal como era, no como Occidente imaginaba que era

La mayoría repite una narrativa falsa que exalta a la persona y sus programas mientras ignora la realidad de sus objetivos para reformar el socialismo.

Imagen con licencia Pixabay

Mikhail Gorbachev murió en la oscuridad en Moscú a la edad de 91 años. Era una estrella brillante en el escenario mundial al final de la Guerra Fría. Mantuvo a Occidente hechizado por sus astutas propuestas mientras académicos, expertos y el hombre de la calle estaban paralizados por su imagen, retórica y acciones. Sus dos programas emblemáticos, la glasnost y la perestroika, entraron en el discurso político y sugirieron esperanza para el futuro.

Muchos ahora recuerdan sus logros que llevaron a la caída de la Unión Soviética. Sin embargo, la mayoría repite una narrativa falsa que exalta a la persona y sus programas mientras ignora la realidad de sus objetivos para reformar el socialismo.

La verdadera historia es muy diferente. El último líder soviético fue un fracaso, no un éxito. Su contribución a la paz mundial ha resultado efímera.

La narrativa falsa de Gorbachov consistía en un alto funcionario comunista que se había vuelto rebelde. Sin embargo, nada en su vida indica oposición al Partido Comunista. El joven Gorbachov creció en la era estalinista con padres que apoyaban al nuevo régimen. Todo en su crianza y educación fue la de un típico y brutal miembro del Partido que sobrevivió a las purgas de los dictadores soviéticos hasta que asumió el poder como Secretario General en 1985.

El líder comunista, con una sonrisa engañosa, se apresuró a proponer un nuevo programa para la nación. Como todos los países comunistas, la economía estaba en ruinas. El comercio y la tecnología occidentales proporcionaron apoyo vital al régimen mientras el peso de los gastos militares arrastraba a la nación.

La URSS necesitaba aún más apoyo occidental para sobrevivir. Así, la glasnost o apertura fue concebida para abrir la nación cerrada hacia Occidente y permitir más libertad de expresión al interior del país. La perestroika , que significa reestructuración, fue anunciada como una forma de realizar cambios radicales en la economía socialista impulsados ​​por el mercado. Sin embargo, como señala la enciclopedia Británica, “se resistió a cualquier cambio decisivo hacia la propiedad privada y el uso de mecanismos de libre mercado”.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

La narrativa falsa retrata la reforma de Gorbachov como demasiado pequeña y tardía. El ímpetu de la apertura de los mercados resultó demasiado grande para mantener los programas en marcha. La Unión Soviética se derrumbó y todo se derrumbó, incluida la fortuna de Gorbachov, quien incluso hizo un comercial de Pizza Hut en Rusia.

Se le recuerda como un líder con buenas intenciones que salieron mal.

La narrativa real es diferente

La narrativa real es diferente. Debería ser recordado no por su papel en la caída del comunismo sino por su afortunado fracaso en mantener el comunismo en el poder.

En el apogeo de su prestigio en 1987, Mikhail Gorbachev publicó, en todos los idiomas principales, su libro más vendido, Perestroika, New Thinking for Our Country and the World . En su libro, insiste en que la perestroika no buscaba derrotar al socialismo sino refinarlo, hacerlo más socialista. Esperaba transformar el comunismo de estilo soviético planificado centralmente en una descentralización marxista más avanzada llamada socialismo autogestionario. Daría como resultado más socialismo, no menos. De hecho, cuanto más insistía en sus objetivos socialistas, más afirmaba el optimista Occidente que las reformas estaban impulsadas por el mercado y abrían las puertas, la publicidad y la ayuda occidentales.

El Sr. Gorbachov debe ser recordado negativamente como un líder fallido que no logró hacer prevalecer su revolución socialista.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Su fracaso en implementar la perestroika se debe a su segundo gran fracaso político, que fue igualmente desastroso.

Puede leer:  Fallecimiento de don José Javier Nagore Yárnoz

Oponerse a la libertad lituana

Al último líder soviético se le atribuye la disolución de la Unión Soviética, ya sea por diseño o por error. Sin embargo, su plan de reestructuración no buscaba el fin del régimen sino simplemente un reacomodo cosmético que le permitiera continuar frente a la catástrofe económica que enfrentaba.

Mientras que el Sr. Gorbachov predicaba la libertad y la democracia para todos bajo el yugo comunista, la realidad era bastante diferente. Cuando Lituania buscó recuperar su independencia, Gorbachov mostró su verdadera cara al oponerse al movimiento con amenazas y fuerza brutal.

De hecho, el maestro soviético no reconoció los deseos del pueblo lituano. Sin embargo, muchos en Occidente vieron a través de la maniobra. En 1990, las Sociedades para la Defensa de la Tradición, la Familia y la Propiedad (TFP) organizaron una campaña de petición mundial que pedía la libertad y la independencia de Lituania. El esfuerzo masivo aseguró 5,2 millones de firmas, que la edición de 1993 del Libro Guinness de los Récords reconoció como la mayor petición de este tipo en la historia (págs. 477-78).

El apoyo de tanta gente en Occidente animó a los lituanos a resistir y exigir su independencia, hasta el punto de enfrentarse a los tanques en las calles. Las medidas soviéticas para mantener a Lituania bajo su yugo desenmascararon al régimen y eventualmente lo llevaron a su caída. La gente vio la contradicción de un líder que aplastaba a manifestantes lituanos pacíficos con sus tanques mientras aceptaba el Premio Nobel de la Paz de 1990.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Una tercera vía que se vuelve amarga

Si hay que recordar la figura de Gorbachov, que se le reconozca como alguien que buscó hacer a la Unión Soviética más socialista, no menos. Era mucho más popular en Occidente que en Rusia. Después de su caída, recibió una lluvia de regalos y prestigio del establecimiento liberal.

Sobre todo, Occidente debería celebrar su fracaso en la implementación de los programas que habrían proporcionado un modelo de «tercera vía» para que el mundo adoptara el socialismo autogestionario. Los ideólogos de izquierda vieron en la perestroika la realización de un nuevo tipo de socialismo. Cuando fracasó, la izquierda se desmoralizó.

El mundo todavía está pagando el precio del caos resultante. Lo que Occidente y Rusia necesitaban entonces y ahora es una regeneración moral. Mikhail Gorbachev debe ser recordado como el hombre malvado que era, no como el optimista e impenitente Occidente imaginaba que era.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en https://www.tfp.org/

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Escrito por

Selección de noticias en otros medios.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Análisis

El Frankfurter Allgemeine Zeitung, citando a las autoridades de seguridad de Estados Unidos, describe hoy un escenario para una escalada nuclear del conflicto de Ucrania y...

Opinión

¿Se puede saber que están haciendo los líderes occidentales? ¿realmente quieren forzar a Rusia a emplear armas nucleares?

Cultura

Ensayo sobre el problema político de las Españas y las Rusias.

Opinión

La Agenda 2030, los objetivos del Foro de Davos, las políticas mundialistas de la ONU a través de lo anterior, de la Carta de...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.