Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Opinión

Exhumación de los restos mortales de Primo de Rivera

Antes que se haga más de noche en España y cante el gallo, quiero dejar constancia, en esta ventana que abro al pueblo, la iniquidad que supone -que ha supuesto- exhumar los restos mortales de José Antonio Primo de Rivera de su tumba en el Valle de los Caídos.

Para decirlo no hace falta ser falangista.  Los carlistas sabemos mucho de nuestras diferencias respecto a Falange y luego respecto al franquismo. Con el tiempo, los falangistas  advirtieron que el Régimen quería relegarlos de la política. Ahora, lo cortés no quita lo valiente y las diferencias enmudecen ante la injusticia y barbaridades de hoy.

El bochorno talibanesco por el que atraviesa España, va a secar cualquier fuente de agua, alegría y esperanza. ¡Dicen fuera hasta a los pantanos!

No se hable a los desenterradores de un mínimo de honradez, ni de respeto, y menos de caballerosidad. Estos señores del Gobierno  frentepopulista, creen ser los amos de la vida y la muerte -sobre todo la muerte-, aunque sin duda prefieren maletines y clientelismo: nada es ni se mueve sin su consentimiento. El mal es totalitario, y si el bien no es igual que el mal, es que los pretendidos buenos no pueden actuar igual que los malos.

El nuevo frentepopulismo quiere desmantelar absolutamente todo, “deconstruir” en versión intelectual, “fina” o pedante. No se previno esto, pues ahora a lamentarlo. Desde el pueblo llano, exigimos respeto por lo que significa, y no por lo que renta políticamente o para el bolsillo. A los calculadores de su propio interés, por meapilas o conservaduros que sean, les está faltando una cosa: ser hombres. Basta que el malo te insulte, para que nadie te ayude. Pues bueno…

Cada cual puede tener de hecho su opinión política… pero ante una tumba, la opinión ya no importa demasiado. La muerte nos iguala a todos. Los que decían mostrarse relativistas, teniendo en la mano la Constitución que les da el poder mientras engañaban a casi todo el mundo, han llegado a ser rápidamente unos perfectos totalitarios.

Hay que respetar los restos mortales de todos aquellos que ya han dado cuenta de su vida a Dios.  Enterrar a los muertos es una de las siete obras de misericordia corporales. Y desenterrarlos para que otros los entierren en otro sitio, es deleznable. Ante lo muertos, los vivos como que sobramos, salvo para rezar por su eterno descanso.

Dejemos en paz, sin enredar, aquello a lo que a cada uno la vida nos depara, siempre que sea digno. El emperador Carlos V de Alemania pudo remover los restos de Lutero, y no quiso hacerlo: lo dejó en manos de Dios, el verdaderamente y único Justo. No me hablen de la bondad general, porque bueno solo hay uno: Dios.

De los grandes hombres molesta hasta su sombra. José Antonio fue un hombre honrado y de bien, un hombre ejemplar en muchísimos aspectos, aunque se discrepe de él en política. Fue un caballero. Murió heroicamente por Dios y por España. El no pediría “venganza”. Es impresionante el contraste que tiene con muchos de los políticos actuales. Como Francisco Franco -no por decirlo, ¡oh meapilas!, se es franquista, ¿eh?-.  Ambos eran un contraste con los actuales, y quizás por pura envidia han querido quitar hasta su propia imagen o recuerda de en medio.

Respetemos a los enterrados dignamente aquí o ahí, sin envidias. El que los nichos y tumbas no sean físicamente iguales, y que a unos se destaque más que a otros, no es una distinción que quiebre la igualdad fundamental. Cuando se les enterró ahí, buena o gran parte de los españoles estaban de acuerdo, y lo quisieron. Hoy se desentierra -se exhuma- por odio y revancha, por lo mismo que se atacó a aquel ilustre militar que está  enterrado en Sevilla… y que también miserablemente le exhumaron con la complicidad de cierto prior de cofradia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Es muy penoso asistir a este afán desenterrador de los frentepopulistas. En ningún lugar del mundo ocurre lo que pasa en España. Hasta Lenin sigue momificado en la Plaza Roja y nadie lo critica a pesar de ser casi un monstruo. Pero los suyos aquí exponían a vergüenza pública los esqueletos de monjas y frailes en la guerra. Aquí se desentierra con malicia y engaño. Creemos que tales exhumaciones son obra de la Secta más que del comunismo, que también. Y el silencio de todos los “buenos” es sepulcral hasta convertirse en clamoroso. Por eso, este humilde blog de “Ahora Información”, no puede ser un informativo del ayer, y menos un blog sobre todo cultural, que para eso sobra porque ya hay muchos.

Aquí no hay quien rompa la cadena. Tras un eslabón vendrá otro, sin fin. Primero se siembra odio hacia una persona, luego se le exhuma, y luego, “por arrastre” y de paso, se quita de en medio a otro. En 2016, en Pamplona se hizo una cínica campaña para exhumar los restos mortales de Mola, luego se añadió a Sanjurjo -que estaba libre de lo que se acusaba a Mola-, y tras ello a seis voluntarios de alpargata o zapato, más inocentes que un recién nacido. A las doce de la noche se exhumó estos restos mortales, personándose el alcalde de Bildu de Pamplona a la cripta de Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, un partido que no condena el terrorismo etarra. Así están las cosas. Estos hechos indican que  aquí pasa algo.  Y tanto, como que todo indica que dieron el poder a Bildu como premio a “dejar ETA las armas”: en el ayuntamiento de Pamplona, y de otros lugares, así como en el Parlamento y la rebotica del Gobierno de Navarra como poder ejecutivo. Ahora, antes de que acabe esta “legislatura”, el Gobierno de Sánchez no puede dormir sin arremeter contra los restos mortales de las dos personalidades más destacadas en el Valle de los Caídos.

Puede leer:  La izquierda italiana en desbandada: El fenómeno de las "sardinas"

¿Por qué hay que consentir que ellos hagan con otros lo que no quieren para si? ¿Quisieran los “desenterradores” que los restos mortales de los que fueron  hace 87 años, los jefes del bando revolucionario, fuesen removidos de sus tumbas? No, no  tolerarían que se removiese de su tumba a Largo Caballero, Negrín o Nin… : normal. No entramos al hecho de que a los españoles ni se les pregunta; es lo que tiene una democracia que no es representativa, ni mandato imperativo ni juicio de residencia.

Envidian que los vivos se personen ante los muertos, en este caso a rezar, y que hagan lo que ellos no hacen -pudiendo- con los suyos, como marchar al cementerio a recordarles, por ejemplo el 1 de noviembre día de todos los Santos. Si envidian que se rece por el difunto, ya que ellos no saben ni quieren, se sienten abocados a utilizar políticamente a lo suyos. Pues que crean en la resurrección de los muertos.

Todos los que han pasado por el Valle desde que los restos de José Antonio reposan en su basílica, lo han hecho de forma respetuosísima. No creo que el Gobierno tenga argumentos para temer que, este respeto, se transforme en  agitación. ¿O es que el Gobierno frentepopulista pretende llevar todo al límite: la corrupción, la opresión y la destrucción -y sustitución- hasta biológica de España? ¿O es que estos provocadores están pensando que sus nuevos proyectos van a sembrar necesariamente la agitación? Si nada ha ocurrido hasta aquí, nadie en su juicio imaginará que pueda ocurrir más adelante.

Vivimos en una IIIª República vergonzante, y esto es muy peligroso. ¿Por qué? Primero, porque la revolución se esconde tras el trono liberal, al que utiliza. Oropeles fatuos. Tras admitir este feo e innoble juego, los pretendidos Isabel II, Alfonso XIII y don Juan Carlos I, se largaron de España. Y segundo, si lo realizado por la IIª República se hubiera legislado con el titulado Alfonso XIII, no hubiera existido el levantamiento general, sino sólo carlista dirigido por Alfonso Carlos I. Pero don Alfonso era más caballero que sus ascendientes y descendientes, y no quiso ser masón sabiendo que le costaría el trono. Ahora, lo que “debiera” hacer la IIIª República (desmantelamiento, laicismo, federalismo…) se hace y hará con el llamado Felipe VI, de modo que cuando llegue la IIIª República, ya todos amansados y sin legislar novedades sino sólo la continuidad, aquella perdurará.

Que nadie me llore como un Boabdil cualquiera. Al menos que no se engañe.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar

Nace en Pamplona en 1958. Historiador con grado de Doctor. Ha cursado sus estudios en la Universidad de Navarra: Licenciado en Geografía e Historia; Grado de Licenciado con la Tesis El Regimiento municipal de Pamplona (1700-1719); Grado de Doctor con la Tesis La administración municipal de Pamplona en el siglo XVIII (1986), en la que obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado (1987). Es Diplomado en "Asesoramiento Educativo Familiar", Universidad Complutense de Madrid (2002). Dedicado a la docencia, ha impartido clases en Bachillerato y el Bachillerato Internacional, de donde ha sido coordinador y corrector. Es miembro de la Sociedad de Estudios Históricos de Navarra. Ha presentado comunicaciones a numerosos Congresos de Historia como los VII Congresos de Navarra (1988-2010), y otros nacionales e internacionales. Entre sus numerosos trabajos destacan: “El Ayuntamiento y la construcción de la Casa Consistorial de Pamplona del siglo XVIII (1751-1760)” (71 pp.), “La burocracia del Ayuntamiento de Pamplona del siglo XVIII” (73 pp.), “La vida religiosa del Ayuntamiento de Pamplona. Siglos XVIII y XIX” (52 pp.), “El ayuntamiento constitucional de Pamplona como ruptura en los albores de la revolución liberal (1808-1813)” (65 pp.), “Antecedentes de la guerra carlista. Estudio socio-político de Pamplona (1820-1823) (40 pp.), “Confrontación ideológica en los albores de la revolución liberal (…) Santander (1820-1823)” (62 pp.), “Orígenes e ideología del nacionalismo vasco” (83 pp.), “La patria en el pensamiento tradicional español (1874-1923) y el patriotismo constitucional” (101 pp.). Colabora sobre Historia de Navarra, España y Cuba en las Revistas “Príncipe de Viana” (Navarra), “Aportes. Revista de historia contemporánea” (Madrid), “Verbo” (Madrid), y “Anales de la Fundación Francisco Elías de Tejada” (Madrid). Ha colaborado en Enciclopedias: la Gran Enciclopedia Ilustrada del País Vasco (Auñamendi) y el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia. Centra su investigación en la Navarra del siglo XVIII y los inicios del s. XIX, Santander a comienzos del s. XIX, el Tradicionalismo español, y Cuba a finales del s. XIX. Ha investigado sobre historiografía, la biografía y materias de educación. Imparte conferencias y desarrolla su actividad en el periodismo, por ejemplo en “Siempre P’alante” y “Ahora-Información”. Su Blog de historia se titula “Navarra y Pamplona. España. Cuba” . También publica en medios digitales así en la revista “Arbil” y en "Tradición Viva". Prepara varios trabajos sobre el sentido de la guerra de España en 1936, la relación entre Carlismo y romanticismo, la guerra de Cuba de 1895-98, el quincenal “ La Avalancha ” de Pamplona, Juan Cancio Mena, los Fueros de Navarra antes y al comienzo de la revolución liberal, y una síntesis del Carlismo en Navarra.

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestros libros

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

Lo + leído

En Amazon

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Historia

El editor recomienda VÍDEOS: Los mitos de la «represión franquista» - Francisco Bendala Cataluña siempre hispana Reconquista ENTREVISTA A Marcelo Gullo "Lo que América...

Historia

El editor recomienda VÍDEO: El Terror Rojo: los crímenes del Frente Popular - Luis E. Togores Cataluña siempre hispana Reconquista ENTREVISTA A Marcelo Gullo...

Cultura

El viernes 4 de agosto de 1922 se publicaba en primera página del diario La Libertad el siguiente telegrama enviado por su director, Luis de Oteyza:...

Cultura

Luz de Trento te invita a su II Congreso nacional «EL FRAUDE DE LA MEMORIA HISTÓRICA. Una respuesta a los mitos y mentiras de la...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.