Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Análisis

Anuncian algo horrible: Proyecto rompehielos ¿El comienzo de un sistema de moneda digital mundial?

¿Cuál es la solución? El último bastión de la privacidad financiera, el trueque. Los metales preciosos físicos (el oro como reserva de valor, plata para las transacciones y el comercio) muy probablemente se convertirían cada vez más en la forma preferida de dinero para todos los individuos verdaderamente libres mientras el régimen globalista corrupto tenga sus tentáculos en las carteras digitales de todo el mundo.

Por Brandon Smith

En los últimos dos años se ha debatido ampliamente en los círculos de medios alternativos sobre los peligros de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés), un marco monetario muy similar a los productos basados en blockchain como Bitcoin, pero controlados directamente por los bancos centrales. Es una amenaza sobre la que algunos analistas, entre los que me incluyo, han estado escribiendo durante más de una década, por lo que es bueno ver finalmente que el tema se aborda más en la corriente principal.

La economía de la esclavitud

Nunca será demasiado exagerada la naturaleza orwelliana de las CBDC.

En una sociedad sin dinero en efectivo, la mayoría de la gente dependería de los productos digitales para intercambiar bienes y trabajo, y esto significaría, por supuesto, el fin de toda privacidad en el comercio. Todo lo que compres, vendas o trabajes en tu vida quedaría registrado, y esta falta de anonimato podría utilizarse para reprimir tus libertades en el futuro.

Por ejemplo, supongamos que te gusta comer filete con regularidad, pero el gobierno, cada vez más autoritario, decide incluir la carne roja en la lista de productos que suponen un riesgo para la salud y un “riesgo para el cambio climático” debido a las emisiones de carbono de las vacas. Determinan, por su historial de compras (al que ahora tienen pleno acceso), que has contribuido más a la contaminación por carbono que la mayoría de la gente por comer carne roja con frecuencia. Declaran que debes pagar un impuesto retroactivo sobre el carbono por tus compras anteriores de carne roja. No sólo eso, sino que tu compañía de seguros te envía una carta indicando que eres un riesgo médico y te cortan la cobertura sanitaria.

Los productos que consumes y los servicios que utilizas pueden rastrearse para crear un perfil psicológico sobre ti, que luego podría convertirse en un factor para determinar tu puntuación de crédito social, tal y como hacen hoy en día las autoridades en China.

Tal vez te niegas u olvidaste comprar tu vacuna anual de refuerzo de ARNm, y el algoritmo de seguimiento toma nota de ello. Ahora eres sospechoso de ser “antivacunas” y tu puntuación de crédito social cae en picado, lo que te impide acceder a diversos lugares públicos. Puede que incluso te despidan del trabajo.

En el peor de los casos, sin embargo, el acceso económico es la mayor herramienta de opresión.

Con las CBDC implementadas y sin la existencia de efectivo físico, tus ahorros nunca serán verdaderamente tuyos y nunca podrás tener tu poder adquisitivo en tus manos.

Los medios de intercambio estarían protegidos por los bancos. Cualquiera (o todos) los organismos gubernamentales podrían congelar tu capacidad de realizar transacciones.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

¿Si un día te enfadas por una determinada política gubernamental o una estupidez que dice un político y llamas abiertamente “corrupto” al sistema en público? La Oficina de Tolerancia en el Discurso Público podría simplemente suspenderte el acceso a tu dinero digital… Temporalmente, por supuesto. Sólo hasta que te sometas y cambies de tono, si es tu primera ofensa.

A los reincidentes se les podría obligar a asistir a un campo de entrenamiento de sensibilidad, ¡por supuesto a tu costa! Con las CDBC, cualquier burócrata del gobierno no sólo podría impedirte hacer cualquier compra, sino que también podría permitirte hacer sólo compras específicas, como un billete de tren al Campo de Entrenamiento de Sensibilidad, donde pasarías de ocho a doce semanas siendo “reeducado” para recuperar tus derechos a comprar comida.

Es el sueño hecho realidad de todo autoritario.

Imagínate este poder incluso en manos de un líder benefactor. Sería tan fácil empujar a los ciudadanos a llevar una vida más sana y productiva… (De hecho, en China, uno de los usos documentados de su combinación de “puntuación de crédito social” y transacciones sin efectivo es negar a las personas la posibilidad de comprar comida basura porque se considera que tienen sobrepeso).

¿En manos de un gobierno cruel y despiadado? Mucho, mucho peor.

Las CBDC dan a los burócratas del gobierno la capacidad de matar de hambre a sus oponentes políticos con precisión algorítmica. Sería un nuevo mundo de opresión tecnocrática – permitiendo la раскулачивание o “dekulakización” de individuos o regiones enteras con sólo pulsar un botón. En cualquier momento y por cualquier motivo.

Imagina vivir bajo la amenaza de una posible “liquidación” todos los días por el del resto de tu vida.

NUESTROS LIBROS RECOMENDADOS

Este poder, con el que Stalin, Hitler o el presidente Mao sólo podían soñar, es posible desde hace relativamente poco tiempo. En los últimos años, la combinación de una potente informática, unas técnicas de análisis y extracción de datos inimaginablemente avanzadas y unos dispositivos de espionaje universales (también conocidos como “smartphones”) han brindado a los autócratas la oportunidad de crear la herramienta definitiva de control y opresión.

Esa “oportunidad” se está convirtiendo rápidamente en una realidad.

Proyecto rompehielos

Es importante entender que los banqueros centrales se están moviendo a una velocidad vertiginosa para desarrollar e introducir monedas digitales. No es una cuestión de experimentación, ya tienen estos sistemas listos para implementar. En mis investigaciones sobre diversos programas de CBDC y la rapidez con la que avanzan, me topé con un interesante programa llamado Proyecto Icebreaker (Proyecto Romephielos) , gestionado y desarrollado por el Banco de Pagos Internacionales (BPI).

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Para quienes no lo sepan, el BPI es una institución globalista con un pasado clandestino conocida como el “banco central de los bancos centrales”. Es el centro de elaboración de políticas para la mayoría de los bancos centrales del mundo. Si alguna vez se ha preguntado cómo es posible que tantos bancos centrales nacionales operen en tándem unos con otros en lugar de en interés de sus países de origen, el BPI es la respuesta. En otras palabras, organizaciones como la Reserva Federal no son necesariamente leales a los estadounidenses o a los funcionarios estadounidenses, son leales a los dictados del BPI.

El BPI está a la vanguardia del movimiento CDBC. Lleva tiempo financiando una amplia gama de proyectos para probar y perfeccionar las tecnologías CBDC. Ahora mismo, el BPI calcula que al menos 81 bancos centrales de todo el mundo están en proceso de introducir su propio CDBC.

Ahora, sólo hay 195 países en todo el mundo, y más de 2/3 de ellos persiguen este sueño autocrático que destruye la libertad.

El proyecto Icebreaker despertó mi interés por varias razones. El BPI describe el proyecto como una cámara de compensación de divisas para las CBDC minoristas (las CBDC minoristas son monedas digitales utilizadas por el público en general y las empresas), que permite negociar las monedas de un país a otro con rapidez y eficacia. Para ello se utiliza el “Icebreaker Hub”, un mecanismo controlado por el BPI que facilita la transferencia de datos para una serie de transacciones y conecta a los bancos con otros bancos.

Investigando más a fondo me di cuenta de que el Icebreaker Hub funciona en teoría casi exactamente igual que el sistema de pagos SWIFT utilizado actualmente por gobiernos y bancos internacionales. Más de 10.000 instituciones financieras de 212 países diferentes utilizan la red SWIFT para transferir fondos al extranjero para sus clientes; es una increíble bisagra o punto de apoyo centralizado que otorga a sus controladores un poder considerable.

Puede leer:  Un imperio frente al caos

Como punto de referencia, tras el inicio de la guerra entre Ucrania y Rusia, la expulsión de Rusia de la red SWIFT se utilizó como arma en un intento de hundir la economía rusa. Rusia ha encontrado formas de evitar el uso de SWIFT, pero sí que se han producido algunos daños en sus estructuras financieras. Considere esto, sin embargo – ¿Qué pasaría si todas las transacciones monetarias estuvieran centralizadas a través de CBDC y el BIP controlara el centro en el que todos las CBDC minoristas se intercambian a nivel mundial? Eso es exactamente Icebreaker.

Ahora imagine que opera una empresa que depende de las transacciones internacionales. Supongamos que necesita pagar a fabricantes de Vietnam para que produzcan sus productos. Con la implantación de las CBDC, toda su empresa dependería por completo de un sistema como Icebreaker para transferir el dinero digital a los bancos vietnamitas, a la cuenta de su fabricante.

Digamos que el BPI, por la razón que sea, decide que todas las manufacturas vietnamitas utilizan ilegalmente mano de obra infantil. O que el Ngân hàng Nhà nước Việt Nam (Banco Estatal de Vietnam) no sigue la línea política del BPI, y los tecnócratas del BPI deciden “darles una lección”. O puede que el BPI no aprueba sus productos, o puede que simplemente no le caiga bien…

Con Icebreaker, cualquier factótum del BPI puede aplicar sanciones al estilo ruso. ¿Su acceso al comercio internacional? Denegado. Su negocio está funcionalmente muerto con sólo pulsar un botón.

Pero Icebreaker no es sólo un sistema reactivo, también puede ser un sistema proactivo…

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

¿Qué pasaría si tuviéramos que cumplir ciertas normas para poder utilizar el centro, y las normas las dicta el BPI?

¿Y si el BPI decide que su empresa tiene que cumplir unos requisitos ESG antes de poder obtener permiso para realizar transacciones Icebreaker? ¿Un consejo de administración insuficientemente diverso? Denegado. ¿Utilizar materias primas no obtenidas de forma ética y sostenible por refugiados de guerra? Denegado. ¿Ofrecer un producto o servicio insuficientemente alineado con los objetivos globalistas? Denegado.

El propio BPI puede manipular activamente las decisiones sociales, culturales y económicas, utilizando a millones de empresas como misioneros.

Toda la economía mundial sería, en esencia, rehén.

Para el estadounidense medio, que realiza la mayoría de sus compras a nivel local, esto podría no parecer un gran problema.

Para el mundo empresarial, un cortafuegos económico podría utilizarse fácilmente para controlar todo el comercio internacional.

Cualquier organización o empresa más grande tendría que obedecer servilmente los caprichos del BPI.

Pero la cosa se pone peor.

Parte del proceso del método de intercambio de “radios y ruedas” utilizado por Icebreaker incluye la explotación de una “moneda puente” para colmar lagunas en los tipos de cambio y la liquidez. A primera vista, parece una forma inteligente de agilizar las transacciones evitando la escasez de divisas en los bancos.

Dicho esto, quiero que los lectores piensen en el camino a largo plazo que este tipo de “puente” pone en marcha en el ámbito de las CBDC.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Supongamos que se produce una crisis económica a escala mundial que hace que muchas divisas fluctúen de forma salvaje. En los últimos 20 años ya hemos visto tres casos que se ajustan a esta definición, por lo que no son tan infrecuentes.

Digamos, por ejemplo, que el dólar estadounidense pierde su papel de reserva mundial (puesto que ya ha perdido la exclusividad del petrodólar). O, digamos, que un estancamiento del techo de la deuda pone en cuestión el valor de mercado de esos 7,5 billones de dólares en bonos del Tesoro de EE.UU. propiedad de los bancos centrales mundiales…

Esto provocaría un pánico histórico en el mercado de divisas de 7,5 billones de dólares al día.

La inflación de precios se desboca y las instituciones bancarias se tambalean bajo las presiones de liquidez.

Los banqueros centrales, que tienen una “solución” en busca de una crisis que abordar, impulsan las CBDC como antídoto. El Rompehielos del BPI se convierte en el intermediario de todas y cada una de las transacciones internacionales.

La población, aterrorizada por la quiebra económica, adopta inmediatamente el marco digital. Pero el BPI afirma que no puede encontrar una moneda que considere lo suficientemente estable para actuar como intermediaria…

Bueno, “por suerte” para todos nosotros, el BPI y el FMI han estado trabajando en su propio CBDC global. En el caso del FMI, esta moneda mundial única se basaría en la cesta de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que se utiliza desde hace décadas para intermediar en las transferencias de divisas entre gobiernos.

El BPI utiliza ahora esta moneda unificada y controlada centralmente como eje del comercio mundial.

Con el tiempo, el BPI, el FMI y varios bancos centrales plantearán al público la inevitable pregunta: “¿Por qué nos molestamos con estas monedas nacionales cuando tenemos una moneda puente perfectamente buena en forma de esta CBDC mundial? ¿Por qué no nos deshacemos de todas estos superfluas CBDC separadas y tenemos una moneda para todos?”.

Así, se lograría una centralización financiera mundial total. Y una vez que se tenga una moneda mundial única, una economía global completamente centralizada y microgestionada y los sistemas comerciales más vitales del mundo controlados por un pequeño puñado de burocracias sin rostro y no elegidas, ¿para qué tener naciones? El gobierno global sería el siguiente y último paso.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Veo cómo se desarrolla la pesadilla cuando observo proyectos como Icebreaker. Son aparentemente inocuos, pero actúan como el ADN de una tiranía económica que haría palidecer incluso a los peores genocidios históricos.

¿Cuál es la solución? El último bastión de la privacidad financiera, el trueque. Los metales preciosos físicos (el oro como reserva de valor, plata para las transacciones y el comercio) muy probablemente se convertirían cada vez más en la forma preferida de dinero para todos los individuos verdaderamente libres mientras el régimen globalista corrupto tenga sus tentáculos en las carteras digitales de todo el mundo.

Brandon Smith

Este artículo fue originalmente publicado en inglés en https://www.birchgold.com/news/project-icebreaker/

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Written By

Selección de noticias en otros medios.

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Actualidad

En Canal TLV1, Juan Manuel Soaje Pinto entrevista a Carlos Martínez-Vara de Rey, Coronel español que denuncia la élite demoníaca, la agenda 2030 y...

Actualidad

El Euribor es un índice de referencia que se utiliza para calcular el tipo de interés de las hipotecas variables en la zona euro....

Opinión

¡Qué difícil resulta la libertad! Nos acosan, limitan, oprimen, coartan o encierran desde diversos niveles de poder; desde el local hasta el más ajeno...

Actualidad

Las élites internacionales “esperan que simplemente nos rindamos y huyamos al campo” para que puedan tener el control total de las ciudades y luego...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.