Feminazis intentan asaltar y quemar la Catedral de Mar del Plata

El domingo 11 de octubre del 2015 se desarrolló la clásica movilización del XXX Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata, Argentina.

Este año se ha celebrado en Mar del Plata (Argentina) el llamado “30 encuentro de mujeres”, un poco menos blasfemo que el 29 encuentro celebrado el pasado año en Salta (Argentina), durante el cual hubo aquelarres tales como la escenificación de un aborto de la Virgen María..

Sin embargo, este año ha sido peligrosísimo para la vida de las personas. El día 13 de octubre, una turba de pseudofeministas (que no feministas), intentaron asaltar y quemar la Catedral de Mar de Plata, entonando cánticos tales como <<Iglesia, basura, vos sos la dictadura>>. <<Vamos dentro>>, <<Aborto legal en el Hospital>>. <<La que se va a armar: si no hay aborto legal, os quemamos la catedral>>.

Algunas de ellas  lucían torso desnudo e inscripciones en él como, por ejemplo, <<Yo aborté>>. Una,   totalmente desnuda, con un muñeco de bebé decapitado a su espalda, se limpió su vagina con una bandera. Con grandes exhibiciones de lesbianismo, muchas se dedicaron a prodigarse largos besos  “de tornillo”, etc.

Las feministas siempre alentando a la violencia

Las feministas siempre alentando a la violencia

Al otro lado de la verja del recinto, un cordón de jóvenes católicos protegía la entrada de la Catedral mientras rezaban “avemarías”.

La turba feminazi derribó un sector de la valla. Cinco Policías antidisturbios taponaron parcialmente la brecha. Frenaron por el momento la entrada de las enloquecidas y ello dio tiempo a que vinieran más agentes, una veintena, demasiado pocos para contener a una jauría inhumana. Se situaron detrás de los defensores católicos, protegiendo la entrada al templo. La turba derribó otro sector de valle y accedió. Los jóvenes católicos recibieron escupitajos,  soportaron pintadas de spry en sus cuerpos y ropa, golpes, vejaciones y ultrajes de todo tipo, lanzamiento de botellas y hasta heces humanas, y finalmente tuvieron que refugiarse dentro del templo. Las femilocas también intentaron pintarrajear y ultrajar a los Policías entonces. Al embestir  éstos con sus escudos a las que lo intentaron, los agentes empezaron a sufrir el lanzamiento de piedras y otros objetos. Por fin, la  llegada de una tanda policial más numerosa,  dispersó  a las atacantes mediante disparar pelotas de goma.

 

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada