Opinion

Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez

El carácter de la violencia colectiva en un momento dado es uno de los mejores indicadores que tenemos de lo que está sucediendo en la vida política de un país.

Eso decía Hanlon en 1980. Cuarenta años antes Robert A. Heinlein en su libro “Lógica del imperio” había expresado algo similar: «Has atribuido a la villanía condiciones que resultan simplemente de la estupidez». Cuarenta años después de Hanlon debemos reconocer que efectivamente, maldad, villanía, y habría que añadir alevosía, alta traición y estupidez son los valores negativos con que se adorna actualmente el actual gobierno (?) de España.

Paso a paso, de tiempo atrás, la maldad y la estupidez se han venido produciendo en nuestra Nación con un crecimiento exponencial hasta desembocar en el estallido de violencia que durante seis días ha dejado Barcelona como si de Bagdad se tratara, de manera tal, que nos ha recordado los padecimientos que sufrió Miquel Serra i Pamiés tratando de evitar algo similar. Miembro del PSUC, vicesecretario y tesorero, defendió la independencia del partido ante las presiones de la URSS y la Internacional Comunista, lo que le granjeó no pocos problemas; el último, la orden de quemar Barcelona antes de que entraran las tropas de Franco. Su amor por la ciudad le hizo buscar apoyos en un compañero artificiero para disimular que las cargas que ponía en la estructura de los edificios, en el metro, etc., no podían explotar. Sabía que el comisario político le perseguía, no se fiaba que fuera capaz de destruir la ciudad como le habían ordenado. Consiguió escapar sin hacerlo pero la NKVD le detiene en París, le encarcela en la Lubianka acusado de anticomunista, trotskista y masón. Trasladado en tren a una ciudad de las que formaban el gulag, consigue escapar y tras años de incontables penalidades logra reunirse con su familia en Méjico. ¿Qué diría Miquel Serra ante la devastación que sufre su amada ciudad por la barbarie de estos nuevos radicales?

Maldad del gobierno autónomo que propone (apreteu, apreteu) la acción, llegando a participar personalmente hasta en las marchas “musolinianas” para alentar la revuelta y luego niegan la acción de los radicales, es más, pretenden echar la culpa a la represión de los mossos que fueron los receptores de los golpes. Olvidan que no estamos en 1909 durante la Semana Trágica, que la gente ahora está más informada y que vemos como los Torra, los Pujol y otros palmeros jalean y animan los destrozos que están ocasionando los suyos lanzando bolas de acero, tornillería, cócteles molotov y artefactos contra helicópteros. Cinco días con toma de aeropuerto, trenes de cercanías, bloqueo de las arterias y plazas principales levantando barricadas a las que prendían fuego que los vecinos trataban de apagar desde ventanas y balcones ante la pasividad de los bomberos. Y no cesan. Torra sigue insistiendo en el derecho de autodeterminación y Sánchez se limita a contestarle que no sea malo.

Estupidez del gobierno español, cuyo ministro del Interior, encogido y acomplejado viene a decir que no pasa nada todo está bajo control, Barcelona es una ciudad segura por la que se puede pasear con tranquilidad; tremenda engañifa majadera porque hoy día, aunque intentan denodadamente controlar la información, es imposible; por televisión, por las distintas redes sociales, etc., vimos la realidad de los hechos. Y mientras, el presidente del gobierno y el ministro del Interior hablando de proporcionalidad que significa mandar a las fuerzas a controlar el orden público, pero poquito, y por si acaso, con escasez de material y con los pocos de que disponían tenían orden de no excederse, aunque como todos hemos visto, los manifestantes sí lo hicieran. Es esto lo que entienden por proporcionalidad? Barcelona ciudad segura, pero parece que deja de serlo cuando el que pretende “pasear” es el presidente, por eso se rodeó de un fuerte dispositivo de seguridad: maletín antibalas, el doble de escoltas y hasta subfusil, para su fugaz visita a la Jefatura Superior de Policía de Barcelona y a los dos hospitales – Sant Pau y Sagrado Corazón de Barcelona– donde se recuperan los agentes brutalmente heridos durante las protestas.

Pero, ¿cuál ha sido el estallido de tanta violencia? La sentencia del proceso del 1-O que en principio podría ser calificada también como villanía estúpida porque no defiende la Nación y encima, ha defraudado por igual a tirios y troyanos. A tirios porque habían aprendido mucho después de tantas horas de presenciar el juicio por televisión, habían oído las declaraciones, tenían confianza en la aureola de que venía dotado el presidente del tribunal y sobre todo, porque habían escuchado atentamente la última exposición de los “Cuatro Magníficos”, los fiscales. Todo llevaba al convencimiento de que el delito por el que debían ser condenados los políticos catalanes presos era el de rebelión al Estado, pero héteme aquí que después de tanta expectación y admiración que despertó el presidente del tribunal, el tribunal parió un ratón con su sentencia de menor cuantía.

Disturbios en Barcelona tras la manifestación de la huelga general del 29M _IMG_2083

Y a los troyanos, encima les parece excesivo, de modo que lo han aprovechado para azuzar aún más a los radicales. De ahí los días terribles que están padeciendo en Barcelona, sobre todo, pero también en Tarragona y Gerona. Barcelona en guerra, a pesar de lo que el ministro del Interior nos quiere hacer creer. Es lo que llaman “tsunami democrático”, una insurrección programada, organizada por terroristas como Carles Sastre, miembro del Ejército Popular Catalán autor de varios atentados como el sufrido el 9 de mayo de 1977 por el Sr. Bultó quien resultó destrozado por la bomba que aquél le colocó en el pecho. En esta ocasión lo tienen tan planificado, que han hecho folletos explicativos de cómo llevar a cabo la insurrección y métodos para que sus “brazos armados” eviten la actuación de la policía. ¿Quienes son esos “brazos armados insurgentes”?. Críos de 15/16 años con neuronas anegadas en nacionalismo.

“Niños y niñas de muy corta edad tratando de pegar a los policías nacionales de la Unidad de Intervención Policial (UIP). En medio del caos y el humo en el centro de Barcelona, una niña trata de agredir por la espalda a un agenteLe lanza un par de puñetazos a la espalda que topan con las prendas de protección del policía. Se ha debido lastimar los nudillos, pero la criatura no siente nada más que la adrenalina. Recibe un empujón del policía, pero ella vuelve a la carga. El uniforme no le impresiona. Gritos de «policía asesina» y «fachas», consignas que no por anticuadas, dejan de utilizar.

Los policías utilizan las defensas tratando de pastorear a los muchachos, sacarlos de la zona sin causar males mayores. La acometividad de algunos de ellos obliga a agentes de paisano a practicar una inmovilización. Más niños y niñas que se encaran con los agentes y agentes que avanzan y tratan de asustar a los críos con suaves toques de porra. Es la revuelta de los niños del procés, los efectos de la doctrina nacionalista en lo que las entidades constitucionalistas definen como madrasas en vez de escuelas. Niños y niñas de primeros cursos en primera línea de los disturbios, alucinados y alucinando, sin conciencia del riesgo, dispuestos a encararse con la «policía asesina», jugando a la independencia”. (Pablo Planas en Libertad Digital). A los inductores les faltó poner a madres con bebés en brazos como ocurrió en la “toma del Sáhara.

Envalentonados con el desistimiento del gobierno, los CDR vuelven a atacar ya a plena luz del día llegando a hostigar a los efectivos de la Policía Nacional en su sede en Cataluña. Situación explosiva y prebélica, pero los mandos de la Generalidad y la Alcaldía, tratan de sacudirse su responsabilidad por la violencia de las bases separatistas. La cuestión ahora está en derivar la responsabilidad al pueblo de modo que la proclamación de la independencia no se haga desde el Parlamento, sino que será el “pueblo” el que libremente por vía del desbordamiento y la insurrección popular lo proclame. Una astuta forma de intentar eludir la cárcel, aunque sea una tan magnífica como la de  Lledoners.

Los españoles no partidarios de las actuaciones de los CDR están estupefactos e indignados con la actuación de su todavía presidente, del ministro de Fomento y de su ministro del Interior. Pedro Sánchez, insiste en no tomar medidas drásticas en Catalunya tal y como le urgen de manera reiterada PP y Ciudadanos. Su receta pasa por la moderación y la contención a pesar de los episodios de disturbios y vandalismo que se han venido produciendo durante toda la semana. Lástima que a pesar de su devoción por la II República, no haya sido capaz de actuar como aquélla cuando en 1934 el señor Companys declaró el «Estado Catalán de la República Federal Española«. Las tropas del presidente Lerroux a las órdenes del general Domingo Batet -no más de 400 hombres- se bastaron para, en apenas diez horas, reducir a los miles de “patriotas” que supuestamente habían salido a la calle. Companys y los demás participantes que no huyeron por las alcantarillas como Dencás, fueron a la cárcel. Lerroux utilizó la fuerza militar para no desgajar a España, Sánchez, no. No sabemos si es que no le importa el rompimiento de la Nación, o es por miedo, temor, timidez, pusilanimidad, amilanamiento, apocamiento, cortedad o canguelo que de cualquiera de estas formas se define la cobardía.

No, la fuerza la usa este Ejecutivo contra pacíficos monjes (que encima, por la bondad que les caracteriza, rezarán por él) y contra los restos de Francisco Franco, aquél que llevó a una España destrozada a ser la octava potencia mundial en lo que se conoce como “milagro económico del franquismo”, eso sí, lo ha hecho valientemente aprovechando que llevaba muerto 40 años.

El argumento que usa el propio jefe del Ejecutivo para no sofocar la rebelión catalana, es que “todo está previsto”, que cualquier intervención está ya diseñada en función de los acontecimientos, (y seguro que es bien cierto que lo estaba anteriormente: recordemos el “No te preocupes” de Sánchez a Junqueras en el Parlamento); añade además que “la moderación contribuye a calmar los ánimos; Ábalos nos ha dejado absolutamente estupefactos al culpar de la extrema violencia en Cataluña a la gestión de Mariano Rajoy, (se olvidan que la pasividad de Sánchez es similar a la de Rajoy), y, en un giro esquizofrénico, ha criticado por todo lo contrario, al PP de Casado, Ciudadanos y Vox, por su exigencia en adoptar medidas excepcionales en Cataluña. Marlaska, primero dio luz verde a los GRS de la Guardia Civil para apoyar a los mossos en la seguridad de Barcelona. Les permitieron desplegarse en el interior del aeropuerto de El Prat, bien es cierto que después de que se produjera la muerte de un ciudadano francés. Y no volvieron a permitirles actuar. Les desplazan de otros lugares de España para tenerlos recluidos en los cuarteles. El ministro explica que no es necesario utilizar esa fuerza y muchos opinan que es orden directa de Sánchez, influido por el consejero catalán de Interior quien en una entrevista en TV3 se ha negado también a este despliegue de la Benemérita. Estamos seguros que si los GRS se hubieran desplegado desde que empezó el vandalismo, no se hubieran producido tantos daños y tantos heridos como han tenido que ser ingresados en la UCI.

Estupidez malvada Porque con lo fácil que hubiera sido que “alguien”, no ellos, claro porque hubiera sido muy descarado, pero quizá uno de esos que filtran datos, sentencias, etc, hubiese salido a explicar cómo de los años a que han sido condenados por subvertir el orden constitucional, por rebelión al Estado, no cumplirán ni la mitad, porque el tribunal al haber sido al parecer, suficientemente receptivo a ciertas “sugerencias”, ha obviado en la sentencia, a pesar de la insistencia de los fiscales, hacer referencia explícita al cumplimiento íntegro de las penas, o la parte que según la ley debieran cumplir antes de acceder a permisos penitenciarios. Y es el caso que al estar transferidas a la Comunidad las competencias carcelarias, todos ellos tendrán trato de favor, entrarán, por una puerta y saldrán por otra, al igual que han hecho con Oriol Pujol. Entonces ¿para qué tanta protesta y destrucción estúpida? Claro que si este planteamiento lo llevamos al extremo, podríamos pensar que para llegar a poner en libertad a individuos que habían pretendido romper la Nación sin que el presidente pase por el sonrojo y abucheo social de concederles el indulto, no era necesario gastar dinero de todos en un juicio tan largo. Y si me apuran, tampoco son necesarios jueces que adaptan las leyes a conveniencia, ni por supuesto la Abogacía del Estado si defiende más los intereses de los rebeldes que los de España como corresponde. ¿Y qué puede ocurrir en un país en el que el pueblo no puede confiar en el poder ejecutivo ni en el judicial?

Después de una semana de destrucción atroz, Soros, a través de ANC y Omnium han cambiado de estrategia, debido, posiblemente a algún pacto o acuerdo con el Gobierno que ve el descenso de votos en las encuestas con las elecciones en ciernes, así que Torra ha pasado del apreteu, apreteu a las sentadas cantando con manos en alto y formando un muro de separación entre los mossos y los radicales que siguieron actuando, aunque quizá con menos virulencia. El posible acuerdo explicaría que a pesar de haber manifestado en reiteradas ocasiones su intención de seguir con el proceso de independencia, el gobierno no toma ninguna medida en defensa del Estado ni contra los que abiertamente se manifiestan a favor de la rebelión. Todo sea por los votos que Sánchez cree necesitar para seguir disfrutando de los beneficios del cargo.

Torra, ha reiterado su compromiso de avanzar sin «excusas» hacia la república catalana, aunque no ha dado más detalles al respecto. Y ha llamado a la “movilización de la sociedad catalana, que se manifestará y sabrá responder como siempre lo ha hecho” y ha exigido a Interior que investigue la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado durante la última semana. En el mismo sentido Miquel Buch y Torrent, presidente de la Generalitat, quien además ha añadido haber registrado una solicitud para que la Mesa de la Cámara autonómica reconsidere el acuerdo que adoptó ayer de admitir a trámite la propuesta de resolución conjunta de Junts per Catalunya, ERC y la CUP, en la que se anuncia que el órgano legislativo seguirá aprobando acuerdos en favor del derecho de autodeterminación y de reprobación de la Monarquía. «Una resolución es un posicionamiento político, no una ley. Expresa una opinión, en este caso de tres grupos parlamentarios, y veremos si de más diputados o diputadas«, ha expresado con cierta cautela, intentando desligarse de la actuación de su precedente, Carmen Forcadell, para no ir a parar al mismo sitio.

Villanía: Han propiciado que dos de los vínculos que unían a la población española como eran la lengua española y la religión católica, se desligaran. Con la cuestión de las autonomías el tema de la lengua por culpa del Estado que no respeta, ni hace respetar, la orden que emana del artículo 3.1 de la Constitución Española, nunca supo cómo poner orden y gobernar con igualdad para todas las Comunidades Autónomas que constituyen el país, se ha constituido en vez de lazo de unión, en grave motivo de enfrentamiento: El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla, pero ahora las autonomías llegan a multar por utilizar el idioma oficial. Tanto europeísmo, tanto europeísmo y no se fijan en el país vecino, Francia, donde también hay diferentes lenguas: se habla corso en Córcega, bretón en Bretaña, euskera en Iparralde, catalán en el Rosellón, occitano en Occitania pero, por encima de todas está el francés, que es el idioma oficial, no consintiendo el gobierno francés las aberraciones que se permiten aquí.

El otro factor de desunión, el religioso, está causado por la postura de los obispos catalanes hacia la independencia que provoca un cisma irreconciliable con el resto de prelados españoles, del que el Vaticano se mantiene al margen. «El derecho a decidir de los pueblos está por encima de la unidad de España», sostiene el obispo de Solsona, monseñor Xavier Novell, y, por eso, invita a sus fieles a implicarse «en el proceso de participación ciudadana en la elaboración de la nueva Constitución. Además del citado Xavier Novell, son independentistas: Joan Enric Vives, arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra; el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol; el obispo de Gerona, Francesc Pardo, y el auxiliar de Barcelona y administrador apostólico de Mallorca, Sebastiá Taltavull. Los demás, incluido el cardenal, son catalanistas fluctuantes en su soberanismo excluyente. Tan excluyente que en el centro del altar monumental de la basílica de la Sagrada Familia campea una senyera como fondo de la Cruz. El símbolo del cristianismo arropado y fundido en la bandera catalana como si la esencia de Cataluña y de la fe fuesen la misma cosa. (Se olvidan de los casos de pederastia en el Monasterio de Poblet). Solo la bandera de Cataluña, ella sola y en exclusiva.

En cualquier caso, queda patente que existe una fuerza interesada en balcanizar España que manipula todos los hilos y resortes para conseguirlo. De momento, los que dicen luchar por su libertad y exigen por ello independizarse de España, están manipulados por esa mano que trata de romperla con el disimulo de una federalización. Tan es así, que pretenden trasladar el virus de las manifestaciones radicales contra la sentencia del “procés” a otras partes del país. De momento, las ha habido en Bilbao, Zaragoza, Valladolid y Madrid donde se han producido cargas policiales con varios detenidos y trece personas heridas, de ellas dos policías, uno en estado grave, tras una marcha contra la sentencia del “procés”. La Gran Vía fue cortada y las cargas se dieron entre Callao y la Puerta del Sol en pleno centro de la ciudad.

Les interesa soliviantar así al personal con la idea de dividir la nación. El divide y vencerás siempre ha funcionado  para ganar batallas. Es el Ordo ab Chao, principal divisa del grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Es el “Orden desde el Caos”, pero no se trata de ordenar el Caos sino que el orden llega desde el Caos, es decir, crean el caos acabando con la Constitución de 1978, parcelando España en 17 estaditos y poniendo punto final con la Monarquía, para luego volver al orden tratando de recomponer el desastre según sus intereses, que quizá consiste en proclamar la III República, laica por supuesto.

Quizá todo esto, debería hacernos reflexionar, antes de ejercer nuestro derecho al voto, único momento en el que el pueblo es importante para los dirigentes, sobre la frase de Charles Tilly:

El carácter de la violencia colectiva en un momento dado es uno de los mejores indicadores que tenemos de lo que está sucediendo en la vida política de un país.

Deberíamos recordar donde nos puede llevar esa situación que están provocando, en la que se premia a los que causan daño y se castiga a quienes lo reciben, tan similar a la padecida a partir de 1933. Al invadirnos por ello la tristeza y la nostalgia, evocamos la elegía de José de Espronceda titulada “A la Patria” especialmente el siguiente párrafo:

Tendió sus brazos la agitada España,
sus hijos implorando;

sus hijos fueron, mas traidora saña

desbarató su bando.

¿Qué se hicieron tus muros torreados?

¡Oh mi patria querida!

¿Dónde fueron tus héroes esforzados,

tu espada no vencida?

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 

Valentina Orte

Licenciada en Geografía e Historia, fue profesora hasta su jubilación.

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descarga gratuita

Boletín mensual

Recibe gratis La Tradición de la Hispanidad

Mantenemos tu datos en privado.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Libros