Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Lo no correcto políticamente, es delito de odio

En defensa del padre Custodio Ballester.

Lo políticamente correcto me parece totalitario”, (Eugenio Trías)

Rocío Fernández-Ballesteros, catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid, en la misma línea de Trías, considera lo políticamente correcto como la moderna Inquisición. Daniel Zamora va un paso más allá al afirmar que “lo políticamente correcto no es más de derecha, izquierda o de centro, está donde se encuentre algún tipo de poder”(revista Diners, 01/05/2019). 

Efectivamente, así estamos, presionados por continuas imposiciones de lo que el poder considera políticamente correcto. Tenemos la suerte de que aún somos libres de pensar lo que queramos, siempre que lo mantengamos oculto y no lo expresemos, porque aquello de la corrección política se ha salido de control. De un tiempo para acá, cualquier frase, tuit o chiste entra inmediatamente en un terreno hostil vigilado por censores de control o policías del lenguaje, −con la supervisión nada menos que de un general de la Guardia Civil−, los cuales desencadenan acciones de rechazo, indignación y ataques para quien dijo cualquier cosa, así se haya expresado sin la intención de ofender. Esto ha hecho que el cuidado, el tacto y el empeño por no herir u ofender alcance unos límites que resultan, como mínimo, exagerados. Lo políticamente correcto “se extravió en los radicalismos hasta convertirse en un movimiento tiránico que bordea el absurdo y da pie a burlas”, señaló la escritora Piedad Bonnett en su columna de El Espectador en 2015. Ejemplo de ello lo encontramos en los diccionarios Bias-Free Language (lenguaje libre de prejuicios), que propuso la Universidad de New Hampshire, en Estados Unidos, o las situaciones risibles descritas por el periodista Ricardo Dudda en el libro La verdad de la tribu: la corrección política y sus enemigos.

Publicidad.

En España sobran los ejemplos de lo que estiman como políticamente correcto y que solo sirve para destrozar el lenguaje, pero por ser tan risibles, quizá nos hagan olvidar otros casos que desgarran y rompen el alma de muchos buenos compatriotas; hecho que viene sucediendo, como veremos, de tiempo atrás. Comentaremos cuatro casos en los que el delito de odio fue debido a la defensa que los mismos han hecho de los valores cristianos.

En primer lugar el caso del párroco de Maruri en Vizcaya, D. Jaime Larrinaga, profesor y sacerdote quien con 33 años predicando en territorio hostil, se vio relegado por una Iglesia vasca que sólo promociona a los nacionalistas. Esto marcó un triste precedente de cesión ante las presiones del separatismo y del silencio y pasividad de los católicos ante el atropello. D. Jaime, como varias decenas de comprometidos religiosos vascos, hace tiempo que abandonó la comodidad del silencio, elevó la voz para exigir justicia, manifestó su apoyo a las víctimas de ETA y su oposición al nacionalismo vasco, lo que le llevó a ser blanco de numerosas amenazas y diversos ataques desde 1999, sin embargo, arriesgó su trayectoria profesional y quizá su vida para reivindicar una sociedad plural alejada de los «dogmatismos» y del absolutismo» nacionalista.

Pero la situación era tan dogmática y tan absolutista, que Larrinaga estuvo relegado, casi olvidado, durante más de 30 años, lo que contrasta con la promoción de otros sacerdotes más cercanos a las tesis ideológicas de José María Setién y Juan María Uriarte. «Mi situación importa poco,−denuncia Larrinaga−, lo relevante es el proceso de limpieza ideológica orquestado desde la jerarquía eclesiástica». Más tarde, en un artículo publicado el 22 de enero de 2000 en EL MUNDO, cuestionaba las declaraciones de Setién en las que defendía que «la paz tiene un precio» y las reflexiones de su sucesor al frente de la Diócesis de Guipúzcoa, Juan María Uriarte, en las que vinculaba la situación vasca con la de Irlanda del Norte. Tres semanas más tarde, los ediles nacionalistas de Maruri sumaron sus votos con los de los representantes de Euskal Herritarrok (la marca electoral de Batasuna) para arremeter contra su párroco. Larrinaga se enteró, por la llamada de una agencia de comunicación, que acababa de ser juzgado y sentenciado por los representantes políticos de sus vecinos. Fue acusado de «confundir religión con sociopolítica», de «ahondar en la crispación social» y de mantener «un comportamiento nada acorde con los valores de tolerancia y respeto que la Iglesia vasca asume y defiende».

Publicidad.

Su anhelo de libertad y su compromiso con el Evangelio le dieron fuerzas para superar las dudas que rodearon el surgimiento del foro El Salvador[1]. «La Iglesia vasca se acostumbró a convivir con la violencia y fue incrementando su componente nacionalista, por una u otra razón, y dejaría correr el tiempo en una cadena de ambiguas tolerancias antes de situarse con excepciones enfrente de ETA», explica Fernando García de Cortázar en su libro Iglesia vasca, religión y nacionalismo en el siglo XX. El también jesuita Antonio Beristain, presidente del Centro Internacional de Investigación sobre Delincuencia, Marginalidad y Relaciones Sociales, afirmó: «Durante el último siglo el clero vasco ha contado con partidarios de un nacionalismo que, en algunos casos, llega a un delito de encubrimiento de asesinos.

Beristain, como el propio Larrinaga, pagó caro su compromiso intelectual. El 25 de julio de 1985 el obispo de la Diócesis de San Sebastián, José María Setién, le prohibió celebrar misas. Unos días antes, Beristain había escrito un artículo de opinión publicado en un diario local en el que se rebatían las ideas del antecesor de Juan María Uriarte. «Setién respondió a quienes intercedieron por mí que su prohibición no se apoyaba en ningún motivo e incluso me negó una comunicación por escrito de aquella orden. Aseguró que su decisión no necesitaba ser motivada», recuerda Beristain 17 años después. (Como afirma Daniel Zamora  “lo políticamente correcto no es más de derecha, izquierda o de centro, está donde se encuentre algún tipo de poder”, ya sea laico o eclesial, añadimos nosotros). Reconoce con tristeza que los jesuitas que reclaman a la Iglesia que pida perdón por su tibieza ante las víctimas, constituyen «una minoría mal vista». «Aquí se ha echado del País Vasco al que piensa y escribe; Baroja, Zubiri, Caro Baroja, Unamuno y Savater. Como decía el escritor nacionalista José Artetxe, somos un pueblo primitivo, con todo lo negativo y positivo del primitivismo», añade Beristain.

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral “Soberanía Social”, y semanalmente la selección de artículos del editor.
Publicidad.

Frente a ese «primitivismo» también reacciona Jaime Larrinaga: «El nacionalismo no ha contado con un liderazgo de intelectuales sino que el control de esta ideología se ha situado en los batzokis, lugares donde se come bien pero con poca aportación ideológica que vaya más allá de apoyar con vehemencia las ocurrencias de Arzalluz».

Publicidad.

Aguantó hasta agosto de 2003, pero el peso de las presiones le obligó a marcharse de su parroquia. Su último año en Maruri (600 habitantes), tuvo que vivir con escolta al estar amenazado de muerte por ETA. Tras abandonar el País Vasco se fue a Venezuela a trabajar como misionero en la Gran Sabana, a una misión donde no tenían sacerdote. Se ve que quería alejarse lo más posible.

Más recientemente, se han producido los casos de los sacerdotes P. Custodio Ballester y P. Jesús Calvo a quienes la fiscal de la Audiencia de Málaga María Teresa Verdugo pide tres años de cárcel y una multa de 1500 € a cada uno como autores de un supuesto delito de incitación al odio por verter críticas hacia el Islam en diversos artículos. La señora fiscal citaba, como ejemplo de intolerancia y odio clerical, un largo artículo publicado el 11 de septiembre de 2016 en Germinans Germinabit, replicado el 29 de diciembre del mismo año 2016 por el grupo Somatemps, titulado “El imposible diálogo con el Islam” del cual la fiscalía descontextualizaba el siguiente párrafo:  “No nos engañemos, el Islam de hoy y de siempre, que es lo que estamos intentando cohonestar con el cristianismo, con una mano impulsa las obras de caridad, mientras arma la otra mano para aniquilar a todos aquellos que se niegan a reconocer a Alá, y a Mahoma como el último y definitivo profeta de Dios”. El mencionado escrito es parte de un  trabajo final de la asignatura Diálogo interreligioso, que fue calificado como sobresaliente en la Facultad de Teología de Cataluña por el profesor Jaume Flaquer, jesuita, reputado especialista en estudios islámicos, ex director de la Fundación “Migra Studium”, nadasospechoso de islamofobia, por cierto.

Ante la calificación de la fiscal, don Custodio asegura que parece que el escrito de acusación haya sido “elaborado por la Fiscalía de Pakistán, acusando de blasfemia contra el profeta Mahoma a unos cristianos impenitentes” y señala como, por el contrario, “el blasfemo Willy Toledo se va de rositas y al energúmeno  Azcona, el que profanó en Pamplona las formas consagradas robadas de una Santa Misa, le sale todo gratis total”, así que termina concluyendo que debe ser porque la fiscalía “debe tener una curiosa capacidad selectiva”.

Publicidad.

En el mismo caso y por la misma fiscal  está implicado el padre Jesús Calvo por criticar el llamado «Plan Kalergi», un plan desarrollado en 28 tesis que contiene una serie de estrategias para alcanzar una dictadura, el llamado «Deep State» (Estado profundo) dirigido por una élite de raza superior: Bill Gates, los Clinton, Georges Soros y otros altos grados de la secta para someter a los pueblos, −España entre ellos naturalmente−, bajo el dominio de un único “Estado mundial”, el NOM. No es de extrañar que el P. Calvo lo criticara, de modo que la actitud de la fiscal contra él nos induce a pensar que más bien sea por un interés en ocultar la malignidad del plan, ya que este proyecto está inspirado en el dominio humano sobre los animales de granja, los cuales, debido a su inferior inteligencia no pueden rebelarse. Según las expectativas del propio autor, busca generar una raza mestiza, pasiva, amansada, predecible y manipulable, de carácter e inteligencia inferior sobre la cual pudiera gobernar eternamente la élite aristocrática judía, pues dicha mente inferior les impediría organizarse para rebelarse, e incluso darse cuenta de que están dominados. En esto consiste, entre otras cuestiones, el proyecto que en 1923 propuso el conde Richard Nikolaus Coudenhove-Kalergi [2]. ¿Es de extrañar las críticas del P. Calvo?

 “Creo que se trata de intentar amordazarnos a mí y al padre D. Jesús Calvo, afirma el P. Custodio. La gran función de la Fiscalía de odio es la defensa del pensamiento único, de la ideología exclusiva que ha adoptado el Estado en su intento de someter al silencio a la disidencia en la sociedad española. Otra cosa es que lo consigan…Mis comentarios sobre el islamismo violento (un hecho absolutamente indiscutible) son el pretexto. Se trata de una punición oficial por ir contra corriente defendiendo nuestros valores cristianos, cosa prohibida si estos valores chocan con la nueva ideología. El despropósito es evidente y no resiste las comparaciones, a no ser que los sentimientos religiosos de los católicos españoles sean para la fiscal menos dignos de respeto que los de los musulmanes. Eso es lo que se deduce hasta el momento, de la actuación de la fiscal Verdugo,” asegura en El Correo de España y en otras publicaciones.

Hay quien considera al P. Ballester “el sacerdote de la disidencia”, un sacerdote conflictivo, porque ha predicado el evangelio y la doctrina católica sin hacer la más mínima concesión a la corrección política, porque considera su deber anunciar la verdad y denunciar el error por el que se desliza España al perder el universo cultural, moral y social en el que se movió durante siglos al ceder terreno a opciones políticas integristas (que operan como religiones) a pseudorreligiones como el ecologismo, el animalismo, el feminismo, la ideología de género y por supuesto a la religión islámica. Podría decirse que, como San Pablo, ha desarrollado su combate y ha mantenido la fe en un ambiente de asfixia laicista. Durante casi 30 años ha sido un faro de defensa de la libertad religiosa y de un sano patriotismo en una Cataluña que pasa por tiempos convulsos. Frente a tantos ataques “nos hemos estado dedicando a tocar el violón, y los curas más que nadie. La cristiandad no ha presentado batalla, pero yo considero mi deber darla”, dice el sacerdote.  Y el poder no le perdona su actitud, porque, aunque es muy comprensible en un honesto católico, choca con una de las grandes corrientes filosóficas actuales, la relativista, íntimamente contraria a considerar la primacía de la Verdad. Para esta corriente no existen la Verdad y el Bien objetivos, sino que es el propio individuo quien decide lo que está bien y lo que está mal, sirviéndose como criterio de lo que más le conviene y apetece en ese momento. Y si además el “individuo” del que hablamos detenta el Poder, el relativismo acentúa su mayor libertad de actuación y exime de responsabilidad alguna.

Es obvio que esta disposición del P. Ballester de seguir las palabras de Jesús recogidas por Juan (8: 31-10):“La Verdad os hará libres” le traería problemas, ante los que, desde luego, no se arredró. El 17 demayo de 2016 publicó Elentir en Contando Estrellas , (un blog dedicado a defender el derecho a la vida, la libertad y la dignidad humana), una carta del padre Custodio, a petición suya, en la que criticaba la adhesión de los Obispos de Cataluña al separatismo expresada en una reciente nota de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Una nota en la que todos los obispos catalanes, dando la espalda a los católicos catalanes que no comparten las tesis separatistas, afirmaban: “conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional. En su carta de respuesta[3] el entonces párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet manifestaba su “perplejidad y tristeza” ante esa adhesión al separatismo: “Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán”, señalaba el párroco.

Publicidad.

¿Defender a España divide y crispa?, y romper España ¿no? Así es. Consecuentemente, el P. Ballester, acusado de homofobia y apología del franquismo, fue purgado por el Arzobispado de Barcelona, de modo que ya no continúa en la citada parroquia. El castigo fue comunicado en una nota en la que el arzobispado, encabezado por el cardenal Juan José Omella, informa de los nombramientos y los cambios en parroquias. En un par de líneas se despacha el castigo a don Custodio, disfrazándolo como un “permiso para un año sabático”. Él explicó en su carta “se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña”.

Llama la atención que, sin embargo, el mismo arzobispo que considera que defender la unidad de España crispa y divide, no tenga reparos en adherirse a la ruptura de España y al desafío a la legalidad constitucional promovido por unos políticos y consentido por otros, pero ambos  mirando solo por su propio beneficio y no por el bien de la nación. Algunos pensarán que la actitud de su Eminencia fue debida a un exceso de prudencia por el deseo de apaciguar,  pero a pesar del dolor causado, la Generalidad se ha revuelto contra el mismísimo cardenal  a las primeras de cambio amenazándole con un expediente sancionador por el funeral por las víctimas del Covid 19 en la Sagrada Familia[4].

Pero con ser estos hechos tristes y penosos, lo peor, es que al tiempo, se permita a otro cura incumplir su deber con el fin de ayudar al separatismo. A diferencia del castigo al que ha sido sometido D. Custodio Ballester, en 2011 el Arzobispado de Barcelona, entonces en manos del Cardenal Sistach, no tomó ninguna medida contra al sacerdote Manel Pousa, que reconoció haber pagado abortos. La diferencia, tal vez, es que Pousa recibió las bendiciones de la casta política catalana: la Generalidad le otorgó la Cruz de San Jordi y el Ayuntamiento de Barcelona le concedió su Medalla de Honor, y eso el mismo año que confesó el pago de los abortos. A día de hoy sigue desarrollando su labor en Barcelona en una fundación que lleva su nombre. En septiembre de 2015 Pousa, aún sacerdote, fue incluido en las listas electorales de la coalición separatista Junts pel Sí, concurriendo con ella a las elecciones autonómicas catalanas incumpliendo el art. 287.2 del Código de Derecho Canónico que dice:No han de participar activamente en los partidos políticos ni en la dirección de asociaciones sindicales, a no ser que según el juicio de la autoridad eclesiástica competente, lo exijan la defensa de los derechos de la Iglesia o la promoción del bien común.” La citada coalición no tenía como fin ni defender los derechos de la Iglesia ni la promoción del bien común, al contrario, pero en este caso el Arzobispado, ni entonces con el cardenal Sistach ni después con el cardenal Omella han tomado medida alguna contra Manel Pousa quien ha seguido haciendo política a favor del separatismo con toda tranquilidad.

Los sacerdotes católicos anteriormente mencionados, por defender los principios y valores de la Iglesia están o han estado en el punto de mira de la “Fiscalía del Odio”. ¿Terminará España teniendo, por miedo, una sociedad como la que describe Orlando Figes en su obra “Los que susurran”? Es posible que aquél que diga lo que el poder no quiere oir por muy cierto que sea, se le condene, corroborando lo que afirma el abogado Estanislao de Kotska Fernández:

Publicidad.

Lo importante no es lo que se dice, sino QUIEN lo dice”.


  • [1] El Foro El Salvador es una asociación cultural española formada el 10/6/1999 por varios católicos posicionados en contra de la violencia terrorista y lo que consideraban la hegemonía del nacionalismo vasco en la Iglesia Católica del País Vasco que se define como «nacida al impulso de la Doctrina Social de la Iglesia católica, en defensa de las víctimas del terrorismo, los derechos humanos, y la pluralidad cultural, social y política de la sociedad vasca”. En su declaración de principios decían:
  • Como cristianos y personas libres, nos sentimos alarmados por la grave hegemonía del nacionalismo en la Iglesia vasca y el uso perverso que hoy se hace de la doctrina de la caridad y del perdón para amparar al nacionalismo de ETA y a sus cómplices políticos. Lamentamos lo desatendidos que hoy se encuentran por nuestra Iglesia los fieles que no son de ideología nacionalista y las propias víctimas del terrorismo. Y reclamamos con urgencia de esa misma Iglesia, a la que pertenecemos, un discurso que por fin concilie los valores cristianos con los derechos ciudadanos
  • [2] Ese mismo año 1923 en que presentó el proyecto de lo que el conde llamó Pan-Europa, ingresó en la masonería, en la “Logia Humanitas” adscrita a la Gran Logia de Austria, en la que alcanzó el grado de Maestro masón Está claro que es un plan creado por masones para su mayor gloria, del que son títeres la población mundial no perteneciente a la élite de la secta. La caída de la Bolsa en Nueva York y la II Guerra Mundial más  la muerte del masón y político Gustav Stresemann, líder indiscutible de la política exterior alemana y gran defensor del proyecto, frenaron el plan, pero Kalergi obtuvo el apoyo de Winston Churchill -de la logia masónica judía B’nai B’rith- y de principales periódicos como el New York Times, gestiona y consigue que el proyecto fuese aceptado por el gobierno de Estados Unidos. Después de dos Guerras Mundiales se estima que la paz mundial necesitaba la unidad europea y de proyectos como el de Coudenhove-Kalergi. Por ello, regresó a Francia, donde afianzaría su proyecto pan-europeísta, sus ideas calarían pronto en los políticos y ciudadanos del “Viejo Continente” y contribuiría a la creación de la Comunidad Europea, lo que le valió la concesión del Premio Carlomagno de 1950.
  • En España hace tiempo que se sigue este plan. Ya dijo Felipe González durante la llamada “crisis de los refugiados”: “Europa necesita a 20 millones de musulmanes árabes” y a cumplir la orden vamos. En la primera década de diciembre 2018 se ha firmado en Marrakech el acuerdo del Primer Plan Global sobre la migración con tres objetivos:
  • *Ayudar a aprovechar los beneficios que producen estos movimientos.
  • *Que los países colaboren para mitigar los problemas que aquellos causan.
  • *Y que acuerden una protección mínima común a los inmigrantes indocumentados.(recuerden lo de la renta mínima vital que permite que un recién llegado tenga más ayuda que un español harto de trabajar y de cotizar)
  • [3] Reverendísimos Sres. Obispos de Cataluña:
  • La Nota del 11 de mayo firmada por todos ustedes me ha dejado sumido en la más absoluta perplejidad y tristeza. Afirman sin embozo que se sienten herederos de la larga tradición de nuestros predecesores, que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña, y al mismo tiempo nos sentimos urgidos a reclamar de todos los ciudadanos el espíritu de pacto y de entendimiento que conforma nuestro talante más característico. Seguidamente, para que no haya lugar a dudas, vuelven a insistir: Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.
  • Perplejidad y tristeza, sí. Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán; porque se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña. Por tanto, que la procesión con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en Hospitalet estaba fuera de lugar; que la Santa Misa celebrada por los difuntos en acto de servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no era de mi competencia; que la atención pastoral prestada a los nonagenarios socios de la Hermandad de la División Azul y el posterior acto académico eran una provocación en toda regla; y que la manifestación contra la cristianofobia y por la libertad de culto y de expresión en la Plaza de San Jaime –con la imagen de Cristo crucificado– no era conveniente que estuviera acompañada por ningún sacerdote porque producía crispación social.
  • NOTA: Los subrayados son de quien escribe este artículo. 
  • [4] Se aduce haber incumplido las normas del Procicat (Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña) que señala que solo 10 personas podían asistir y, sin embargo, se había invitado a 500 personas, con entradas numeradas. Lo que supone un 23% del aforo de la Sagrada Familia. Fuentes del Arzobispado veían “un sinsentido” y “poco lógico” que puedan pasar por el templo 1.200 turistas, como sucedió el sábado, y que no se pueda celebrar el funeral con todas las medidas de seguridad, a la que se añadió un control de temperatura en los accesos. También ven incoherente que en otros espacios cerrados pequeños como los restaurantes se permita un aforo del 50% y que en un espacio grande, como suelen ser las iglesias, sólo se puedan concentrar 10 personas.
  • Que no, Eminencia, que su afán es anular a la Iglesia. La prueba es que El Procicat comunicó el viernes a última hora al Arzobispado que no podía celebrar el responso por los fallecidos que no tuvieron un sepelio con sus familiares por el confinamiento, y las autoridades del Ejecutivo catalán aseguraron que no acudirían al templo del arquitecto Antoni Gaudí. ¡Una institución civil dando órdenes a la jerarquía católica española de que no puede rezar por sus muertos ni celebrar la Eucaristía! Ya sucedió en Granada en cuya catedral celebraba misa de viernes santo su Eminencia el Sr. Arzobispo hasta que fueron desalojados por agentes de policía armados y en la cueva de la Santina ante el Sr. Arzobispo de Oviedo y en otros lugares. Verdaderamente los masones, que tanto abundan desde el siglo XIX en España y especialmente en Cataluña, debieron rabiar viendo que la ceremonia masónica con la que querían dar fin a las reclamaciones de los familiares de los más de 45.000 víctimas de la pandemia, cuando menos, no la consideraban suficientemente digna;  por el contrario, se alegraron de que por toda España se multiplicaran los funerales católicos. Es sabido que, según presumen, quieren abolir el catolicismo haciendo callar a sus miembros valientes. Damos por ello gracias a Dios, porque a pesar de las presiones del Govern, la institución eclesial decidió seguir adelante con la ceremonia y el posterior recurso.   

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

Durante algo más de cuarenta años hemos sido víctimas de nuestro propio auto engaño, estábamos convencidos y creíamos sin fisuras que disfrutábamos de una...

Actualidad

¿Pero por qué un individuo que sostiene un nivel de vida que le ha permitido comprar una casa valorada en más de dos millones...

Opinión

Ha llegado el momento de la unidad ante la gran batalla del bien contra el mal.

Historia

La leyenda negra de la Inquisición ha impregnado nuestras mentes a tal punto, que hoy, la mayoría de los católicos es incapaz de defender...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.