Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Actualidad

Feminazismo y satanismo

El porqué de esto es así y no de otra manera tiene su explicación. La temática “new age” tiene su origen inmediato en la “contracultura” de los años 60, especialmente en su formulación californiana.

Entre los años 70 y 90 el feminismo se combinó con el telurismo y el satanismo, dando lugar a un cóctel tan preocupante como explosivo. El punto de arranque del nuevo satanismo es el movimiento contestatario de los años sesenta; éste terminó reconvirtiéndose en el movimiento de la “New Age”. Lo que en un primer momento fue satanismo puro y duro, después adquirió formas atenuadas de telurismo. El satanismo siguió existiendo, independientemente del entorno cultural en el que había nacido; a principios de los años setenta, el movimiento contestatario y el undergound habían desaparecido prácticamente, pero el satanismo logró sobrevivirles.

En ese período -entre 1966 y 1972- confluyen fenómenos de índole muy diferente. Algo parecido había ocurrido a finales del siglo pasado cuando el Espiritismo, echadas sus raíces en América, colonizó Europa con rapidez. En la estela del fracaso de las revoluciones políticas del siglo XIX se convirtió enseguida en parte de una síntesis “alternativa” en la que estaban el vegetarianismo, el feminismo, la homeopatía y toda la variedad de disidencias sociales y religiosas. Cámbiese espiritismo con “channeling”, “disidencias sociales” por movimientos de liberación sexual, homeopatía por medicinas alternativas, feminismo por telurismo y se tendrá reproducido el cuadro que compone hoy la “New Age”.

Resulta curioso constatar que en el siglo pasado el feminismo cabalgaba sobre doctrinas místicas y sectas masónicas y ocultistas, de la misma forma que cien años después, un sector seguía teniendo la misma inspiración. Eso fue en 1968. En los años siguientes, ese feminismo radical y místico, reconvertido, se transformó en la componente “neopagana” de la New Age e impregnó con su telurismo a la totalidad de este movimiento. Por curioso que pueda parecer, el satanismo militante, abordó también la temática feminista haciéndola confluir con cierto concepto de brujería y entutorándola hacia una metamorfosis sorprendente.

LA NATURALEZA DEL TELURISMO

El telurismo es, sin duda, la característica más acusada y reiterativa en toda la “New Age”. La presencia de la mujer en este movimiento es masiva y no solo su presencia, sino la cantidad de temas que remiten a lo femenino, está hasta tal punto saturada que se diría que en el fondo de la Nueva Era lo que existe es una desvalorización de lo viril.

Publicidad.

TELURISMO EN LA NEW AGE

La incorporación masiva de la mujer a toda la temática de Nueva Era podía intuirse ya desde el último cuarto del siglo XIX. Fijémonos en la teosofía: la Blavatsky, su sucesora Anni Bessant, su financiadora, la duquesa de Pomar, sus disidentes Alice Ann Bailey que fundaría “Lucis Trust”, Dolores Aschroft-Nowicki que se haría cargo de la escuela “Servidores de la Luz”, Evelin Underhill, introducida en este ambiente a través de la Golden Dawn, Violet Mary Firth, más conocida como “Dion Fortune”, etc.; si he elegido estos nombres es porque todos tienen mucho que ver y han influido extraordinariamente en la formación de la “espiritualidad” de los “newagers” y “acuarianos”.

Y respecto a los movimientos nacidos específicamente en los últimos tiempos, la presencia femenina es tan masiva como influyente: desde Louise Hay y sus consejos para “sanar tu vida”, hasta Marilyn Ferguson o Shirley Mac Laine y sus best-sellers, pasando por Ida Rolf, fundadora del método Rolfing, Eileen Caddy y Dorothy MacLean cofundadoras de la Comunidad de Findhorn, Helen Schucman autora de un “Curso de Milagros”, texto canalizado por una “entidad desconocida”; o una Vicky Wall fundadora de una de las muchas terapias de la Nueva Era -la aurasomaterapia que utiliza tanto terapias del color, que une a la aplicación de estractos de hierbas y aceites- o Bridey Murphy, de verdadero nombre Virginia Tighe, que inició todo el movimiento de regresiones hipnóticas para conocer reencarnaciones anteriores; Lynn Andrews, réplica femenina de Carlos Castañeda.

A esto hay que añadir que la mayor parte de técnicas de la “New Age” que han sido teorizadas o creadas por varones encuentran en mujeres a sus mejores difusores. Pero además, más allá de estos datos necesariamente subjetivos y estadísticamente incompletos, es que la espiritualidad global de la Nueva Era es una “espiritualidad” fundamentalmente femenina.

Publicidad.

Es significativo el lugar que ocupan el chamanismo y en animismo entre las técnicas de la Nueva Era: en ambos casos se trata de extraer las fuerzas telúricas, directamente o a través del chamán, para utilizarlas en beneficio propio. Lo “solar” cuando aparece es solo una coreografía adicional, nunca constituye el elemento central de ninguna teoría de la Nueva Era.

El porqué de esto es así y no de otra manera tiene su explicación. La temática “new age” tiene su origen inmediato en la “contracultura” de los años 60, especialmente en su formulación californiana. Allí ya estaban presenten movimientos feministas, la mayoría de carácter exclusivamente socio-político; algunos veían en las brujas un precedente de su movimiento.

El día de Halloween (Samhain en la wicca lesbiana) de 1968 es el punto de partida de un sector del movimiento feminista radical norteamericano: sus siglas deliberadamente significaban “BRUJA”, esto es, WITCH, en inglés: Women’s International Terrorist Conspiracy from Hell, Conspiración Internacional de Mujeres para el Infierno, nombre poco tranquilizador… su aspecto y acciones lo eran todavía menos.

No se declaraban colectivamente lesbianas, pero aceptaban que muchas de ellas lo eran; apenas disimulaban su hostilidad hacia el varón. Sus lemas eran: “Teatro, revolución, magia, terror, alegría, ajos, flores, alquimia”; aceptaban su condición de “brujas”: “Las brujas fueron las primeras mujeres liberadas. Si te atreves a mirar dentro de ti y reirte, eres libre y hermosa. Eres una bruja. La rebelión es signo de brujería”.

Publicidad.

Cuando remitió el impulso de la contracultura y de los movimientos socio-políticos coadyuvantes, lo único que quedó fue esta componente telúrica, mágica y, evidentemente, brujeril. Esta orientación, fue adquiriendo, progresivamente, a lo largo de los años setenta una coherencia interior cada vez mayor en dos líneas: de un lado la componente chamánico-brujeril-animista, y de otro en lo que se ha dado en llamar “espiritualidad feminista” que une ecología, psicoanálisis, feminismo propiamente dicho y técnicas de autoayuda. Versión “heavy” y “soft” del mismo tema telúrico.

En el momento que los discípulos de Alice Ann Bailey se planteaban dotar a la “nueva religión mundial” de festividades, no se les ocurrió otra cosa que celebrar lo que llaman “Festivales Mayores, en relación con la Luna (…) que producirán un robustecimiento del espíritu de invocación”. Estas tres festividades son “El Festival de Pascua”, festival de Cristo Resucitado, “instructor de toda la humanidad y guía de la jerarquía espiritual”, en la Luna Llena de Primavera. El segundo es el Festival de Wesak, festividad de Buda, el intermediario entre el más alto centro espiritual: Shambala y la Jerarquía; tiene lugar en la Luna Llena de Mayo. El primero es el festival de Occidente, el segundo de Oriente. Queda el festival de la síntesis, el llamado de la Buena Voluntad Mundial, fijado en la Luna Llena de Junio. Las tres festividades forman parte de lo que los discípulos de la Bailey llaman “Acercamiento Espiritual de la Humanidad”, necesario para alcanzar el consenso en la marcha hacia la “nueva religión mundial”. Las otras festividades serán los Festivales Menores celebrados en cada una de las restantes lunas llenas. Si el culto lunar define a la espiritualidad femenina, lo que nos definen los discípulos de A.A.B. es su quintaesencia.

En estas fiestas se medita. A.A.B. decía que “el trabajo de meditación es más eficaz cuando se hace en forma grupal durante la Luna Llena”, “estas reuniones de los círculos en  Luna Llena contribuyen a preparar la conciencia humana para el acercamiento de la Jerarquía y la reaparición de Cristo”. Cada mes, las “Escuelas Arcanas”, una de las tres fundaciones creadas por A.A.B., se reúnen para la “meditación de la Luna Llena”, a la misma hora y en todo el mundo, reunidos por grupos y según un ritual definido por la propia A.A.B. En la práctica consiste en que el sujeto se sumerja en el grupo de meditadores y realicen una serie de ejercicios de visualización que les hará ver como entra la “luz” en cada uno de ellos, en el grupo, en la Escuela y en la Humanidad. Por Luz entienden un estado de vibración cósmica que emana de la naturaleza íntima de Dios y llega a los hombres cuando estos están dispuestos para recibirla. Recitan, así mismo, un poema creado por A.A.B., “la gran invocación”.

LA ECOLOGIA COMO EJEMPLO : “HIPOTESIS GAIA”

Publicidad.

Otra corriente de la Nueva Era, la ecología, tiene poco que ver con todo esto, responde a una necesidad objetiva de impedir el deterioro de la biósfera; no hay en ella nada de religioso. Sin embargo, una de sus derivas, implícitamente tiene mucho de mítico-religioso. Nos referimos a la “hipótesis Gaia”.

Gaía está presente en la Nueva Era como pocos otros temas. Existen librerías Gaia, movimientos Gaia, cursos sobre Gaia, todo parte del libro de James Lovelock, “La hipótesis Gaia”, escrito en 1974. La Tierra, para Lovelock, es un ser vivo. La biósfera y la atmósfera, el mundo viviente y el no-viviente, forman un conjunto indisoluble y auto-controlado, un Todo al que Lovelock llama Gaia. Y como el personaje mitológico, cuando es agredida responde a los ataques de manera devastadora; ayuda, por contrario, a quienes le son fieles. Este planteamiento lo intenta encarrilar por los cauces del pensamiento científico, si bien muchos de sus partidarios tienen veleidades místico religiosas.

Lovelock es muy conocido en los medios ecologistas influenciados por el misticismo edulcorado e ingenuo de la “New Age”. En estos ambientes interesa más la vertiente mística que la científica. Con el tiempo Lovelock ha ido acumulando inquina contra este tipo de gentes y de planteamientos: “Los ecologistas tienen el corazón bien puesto pero la cabeza mal hecha”. Y no duda en denunciar la visión romántica que tienen de la naturaleza: “las vacas producen más residuos y gases que cualquier fábrica”. Considera que el agujero de la capa de ozono es un procedimiento de Gaia para defenderse: gracias a él, Gaia evita que el efecto invernadero provoque una subida de las temperaturas suficiente para deshelar los casquetes polares e inundar las tierras bajas. No cree que sean los aerosoles y los gases CFC los culpables del deterioro del ozono, sino Gaia que ha estimulado la acumulación de algas en los océanos que producen de forma natural ese yodo que, una vez en la naturaleza, encoge la capa de ozono. Gaia, por éste y por otros ejemplos que Lovelock comenta, se autorregula; no está dispuesta a perecer y puestos a morir, prefiere que sean los humanos que la amenazan antes que ella.

Por mucho que Lovelock quiera conducirnos por los senderos de la ciencia, es inevitable caer en un planteamiento místico que remite al panorama de la espiritualidad de  hace ahora 4.000 años, cuando en todo el mundo proliferaron los cultos a la Gran Madre y a las diosas obesamente fértiles en las que se veía la fuente de toda vida, el destino de los humanos y el camino de la salvación de los hombres, todas ellas versiones diferentes de un mismo demonio.

Publicidad.

EL INICIO O EL FINAL DE LA NUEVA ERA ?

Marx decía que si la historia se repite, primero lo hace como drama, y luego como parodia. Pues bien, buena parte de las “prácticas” de la “New Age” tienen algo de paródico, desde la “terapia de la risa” hasta las distintas formas de chamanismo. La espiritualidad de la Nueva Era puede calificarse de “soft” (blanda) pretendiendo obtener resultados que escuelas sapienciales de todos los tiempos han alcanzado solo siguiendo una senda espiritual  hecha con esfuerzo, entrega, constancia y rigor. La “New Age” es la era de los vendedores de aparatos de biofeedback, burbujas de aislamiento sensorial, cachivaches que ofrecen la felicidad espiritual y el éxito sin otro sacrificio que el de la cuenta corriente y meditaciones bajo la luna llena. Un poeta sufí escribió que quien promete la felicidad sin hablar del rigor, ese es un falso profeta. La “New Age” ha provocado una inflación de falsos profetas. Y lo que profetizan -sean hombres o mujeres- es, coherentes con su política de discriminación positiva,  una “espiritualidad” femenina.

Buena parte de lo que hemos visto hasta aquí parece ingenuo y poco inquietante. Ciertamente lo que los discípulos de Alice Ann Bailey proponían -reunirse a meditar en las noches de luna llena- ya lo hacían también las brujas renacentistas y sus pupilas. La luna llena jamás ha tenido buena prensa, más bien se le ha considerado como un factor de alteración del carácter. Alguna estadística confirma lo que se temía: que en las noches de luna llena existe un crecimiento anómalo de la agresividad. En las salas de urgencia de los hospitales coinciden con esta apreciación. No es raro que otras sectas ocultistas hayan achacado a Buena Voluntad Mundial utilizar técnica “vampíricas” para “robar energía” a los miembros de sus círculos de meditación”… justo lo mismo que ellos acusan a los otros grupos. Pero crecen las evidencias;  sus conductas dejan un sedimento inquietante después de todo esto. Nadie nos ha informado que las actuales guerras de cuarta generación, las guerras híbridas, también comportaban guerra espiritual. Cuando dicen “fuera vuestros rosarios de nuestros ovarios” no sólo aluden al concepto de biopoder de Foucault, sino al carácter exorcístico de nuestros rezos comunitarios sobre su odio uterino y su promoción de infestatio.

COMPARTE

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Análisis

El precio de la relativa benignidad del régimen cubano lo pagó el resto de Hispano América, especialmente Centro América, donde las espontáneas revueltas campesinas,...

Análisis

La Europa que se está construyendo ante nuestros ojos se parece cada vez más al comunismo que dominó la Europa del este durante la...

Análisis

El comprador (el futuro "esposo") puede elegir todo: desde el color de los ojos, el cabello y la piel, incluida la altura, el tamaño...

Análisis

Los cardenales Sarah y Schneider tratan con sus escritos y homilías de que no se despisten los fieles con las “novedades” y vuelvan a...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.