Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

Hungría y Polonia plantan cara a Soros

Parte importante de ese Espíritu de formación de la conciencia de un pueblo, en las naciones cristianas es justamente el cristianismo.

Los males se perpetuarán si cada ciudadano no se manifiesta interesado en la defensa del país y si no hacemos un esfuerzo digno de nuestra grandeza y propio de unos pueblos que aman su libertad…(José Artigas, fundador de la “nacionalidad oriental”, actual Uruguay)

El espíritu, la doctrina que subyace en estas palabras que un político sudamericano del siglo XIX lanzó a sus seguidores, han sido puestas de actualidad por los primeros ministros de Hungría y Polonia, (Viktor Orbán y  Mateusz Morawiecki), pero ese despertar de la conciencia nacional ha suscitado serias alarmas y, por tanto, advertencias de los países de la UE, en parte motu proprio, pero quizá mucho más, debidas a la presión ejercida sobre la Comunidad Europea por Georges Soros.

La conciencia nacional, ese sentir y pensar, es parte evidente de la forma de ser de un pueblo que con sus virtudes y defectos, en definitiva, con sus propias características, es lo que forma parte de su mismo Ser. Son elementos que de alguna forma están presentes en cada ciudadano; en una proporción o en otra, como la tradición, lo heredado, lo que se percibe como permanente, que se ha utilizado siempre, con más o menos éxito, como demostración de la bondad de aquello que se quiere conservar y que algunos relegan considerándolo propio de las sociedades más primitivas.

Síguenos en TELEGRAM

Parte importante de ese Espíritu de formación de la conciencia de un pueblo, en las naciones cristianas es justamente el cristianismo. Por ello, quienes así la sienten no quieren aplicar ninguna teoría ni práctica democrática en contra de los valores del cristianismo, ni en contra de los valores humanos y espirituales que fundamentan la actuación del buen ciudadano. Para conseguirlo se marcan como objetivo regular evolutiva y creativamente algunas actividades en materia de vicios, malas costumbres y enfermedades mentales, p.ej. están contra el aborto, el matrimonio homosexual, la pederastia, etc., en realidad, están en contra de los postulados del Nuevo Orden Mundial (NOM).

Podría decirse que estos dos países no utilizan “el lenguaje políticamente correcto”, especialmente cuando reivindican para sus países el Estado de derecho sancionado en el artículo 2 de sus Constituciones que consagra precisamente la defensa de ese Estado de derecho. Al respetarlo, se posicionan en contra de un Intervencionismo extranjero, de la pérdida de la identidad nacional, del declive de las lenguas minoritarias, del aumento del desempleo en los países desarrollados y de la concentración del capital en grandes multinacionales. Y, en consecuencia, del artículo 7 del Tratado de Lisboa diseñado para disuadir a los países miembros de la UE de volver a valores que la Europa actual considera antidemocráticos. Viktor Orbán se ha convertido por ello en el principal objetivo de las élites europeas. El Parlamento Europeo ya dio el primer paso para sancionar al húngaro por «violar los derechos europeos». La activación del artículo pondrá en marcha un proceso que podría llevar a la imposición de sanciones como la suspensión del derecho de voto de Hungría en la UE.

Orbán es, por tanto, desde 2015 el principal escollo de las élites de Bruselas para imponer su agenda política en todo el continente. El húngaro se ha opuesto siempre a las políticas migratorias comunitarias y fue el primer dirigente en denunciar las nefastas consecuencias que el plan de la canciller Merkel tendría para Europa. «No voy aceptar que alguien ajeno a Hungría modifique su forma de vida, su cultura y su tradición cristiana», aseveró en otoño de 2015. Y le cerró las puertas a Soros con una ley para regular el funcionamiento de las ONG en el país. «La meta es que la organización ilícita de la inmigración sea ilegal», recalcó el ministro de Gobernación, Gergely Gulyás.

Publicidad.

Pero el poder de Soros es inmenso. Segundo nivel después de David Rockefeller (q.e.p.d., lo que solo será posible gracias a la Divina Misericordia), este Rockefeller fue quien patrocinó la CIA, creó el grupo Bildeberg, y la Comisión Trilateral. Infiltrado también en otra de las fundaciones más poderosas, la Carnegie Foundation, cuyos principales directivos llevan décadas al frente del Council on Foreign Relations (CFR). La influencia del CFR es tan grande que es muy difícil que sin pertenecer al mismo, o mejor, sin obedecerlo, se pueda llegar a la Casa Blanca, y si se consigue llegar, se le hace la vida imposible, como es el caso de Trump al que, por no estar en ese circuito, no agrada a los masones que le desacreditan, le montan terribles manifestaciones y, para evitar su posible reelección, organizan el caos y se sospecha que hasta fraude en estas últimas elecciones presidenciales.

Volviendo a Hungría. En 2017 las autoridades húngaras destaparon una extensa red de eurodiputados afines al magnate Soros con el fin de tramitar leyes concretas que favorecieran sus planes. El diputado Hollik István se refirió a un ingente registro de documentos internos de Soros filtrado por DCLeaks. En ellos figuraban decenas de diputados de la Cámara europea y se señalaba a aquellos que cuentan con un patrocinio vinculado a la Open Society Foundation, la ONG del multimillonario. En esa lista aparecieron  226 de los 751 eurodiputados, cuyo principal objetivo (marcado por el citado millonario) es promover la ideología de género, la apertura de fronteras a la inmigración o el acercamiento de Ucrania a la UE. (Quizás los españoles deberíamos plantearnos cuántos de nuestros políticos se encuentran en esa misma situación, posiblemente entenderíamos sus cambios en la defensa de valores éticos y patrióticos esenciales). 

Viene haciéndolo desde los meses previos a las elecciones europeas de 2014. Ya consta en los registros que el multimillonario donó a 90 organizaciones no gubernamentales, 6 millones de dólares para influir en las políticas europeas. El caso más reciente fue el del Comité de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) del Parlamento Europeo que adoptó una propuesta favorable a la inmigración, a pesar de la negativa del Grupo Visegrado (Hungría, Polonia, la República Checa y Eslovaquia), lo que fue calificado por Orbán de venganza por no plegarse al plan Kalergi [1].

SOROS ROMPIENDO ESPAÑA

La reacción del todopoderoso no se ha hecho esperar y no ha tardado en azuzar a la UE a través de un editorial publicado en el portal Project Syndicate donde critica el veto de Hungría y Polonia al presupuesto de la Unión Europea así como al plan de recuperación y da órdenes abiertas a los líderes de la Unión Europea  para que castiguen severamente a aquellos Estados Miembros que no quieran formar parte de un imperio europeo unificador bajo la bandera de una «sociedad abierta» global, porque según Soros, Bruselas “no puede permitirse el lujo de comprometer las disposiciones del estado de derecho” que es el suyo, claro, el que  su logia Rockefeller ha determinado.

Esa es la razón de tanta animosidad contra Hungría y Polonia. Hasta ahora, nadie había osado oponerse abiertamente a los mandatos del grupo 666 dominante en el mundo, de modo que están contra el aborto, la ideología de género, el matrimonio gay y se niegan a olvidar sus raíces cristianas y sus tradiciones, es decir, se niegan a obedecer a los postulados del Nuevo Orden Mundial… que propaga e impone el mismo  Soros como si fuera el código genético moral que nos tenemos que tragar todos sin que sea imposible obviarlo.

Publicidad.

Orbán no se ha arredrado ante  el especulador y multimillonario de origen húngaro y le ha contestado con unas interesantes declaraciones de las que transcribimos algunos párrafos:

  • A lo largo de la historia, la fuerza de Europa siempre se ha derivado de sus naciones. Aunque de diferentes orígenes, las naciones europeas estaban unidas por las raíces comunes de nuestra fe. La base de nuestras comunidades fue el modelo familiar europeo, basado en las tradiciones judeo-cristianas (por esola familia es uno de los puntales que quieren destruir). Fue la libertad cristiana la que aseguró la libertad de pensamiento y cultura, y la que creó una competencia benigna entre las naciones del continente. Esta magnífica amalgama de contrastes hizo de Europa la primera potencia mundial a través de siglos de historia.
  • Todo intento de unificar Europa bajo la égida del imperio ha fracasado. Así, la experiencia histórica nos dice que Europa volverá a ser grande si sus naciones vuelven a ser grandes y resisten todas las formas de ambición imperial.
  • Grandes fuerzas se mueven una vez más para erradicar las naciones de Europa y unificar el continente bajo la égida de un imperio global. La red de Soros, que se ha tejido a sí misma a través de la burocracia de Europa y su élite política, ha estado trabajando durante años para hacer de Europa un continente de inmigrantes. Hoy en día, la red Soros, que promueve una sociedad abierta mundial y trata de abolir los marcos nacionales, es la mayor amenaza a la que se enfrentan los Estados de la Unión Europea. Los objetivos de la red son evidentes: crear sociedades abiertas multiétnicas y multiculturales acelerando la migración, y desmantelar la toma de decisiones nacionales, poniéndola en manos de la élite mundial. (Utilizando los principios del plan Kalergi y las conclusiones del Foro de Davos[2]).
  • La red dirigida por George Soros ha descartado ahora cualquier vacilación que pudiera haber tenido sobre la intervención abierta. Quiere ejercer más presión que nunca sobre los Estados nacionales. Está poniendo a los pueblos de Europa unos contra otros. El sistema operativo de la red es laberíntico, y está presente en varios ámbitos de la vida pública. En la nómina de George Soros hay una larga lista de políticos, periodistas, jueces, burócratas y agitadores políticos disfrazados de miembros de organizaciones de la sociedad civil. Y aunque el multimillonario acusa a todos sus enemigos de corrupción, él mismo es el hombre más corrupto del mundo. Paga y compra a quien puede, y aquellos a los que no puede sobornar serán calumniados, humillados, intimidados y destruidos por la red a través de su formidable arma: los batallones de medios de comunicación de izquierda.
  • Muchos burócratas de alto rango de la UE están trabajando con la red Soros para crear un imperio unificado. Quieren construir un sistema institucional que, bajo la égida de la sociedad abierta, trate de imponer a las naciones libres e independientes de Europa una forma de pensar unificada, una cultura unificada y un modelo social unificado. Buscan rescindir el derecho de cada pueblo a decidir su propio destino. Este es también el propósito de su propuesta de «estado de derecho», que, de hecho, no reconoce el estado de derecho, sino la fuerza. Sería más honesto llamarlo «el imperio de la mayoría».
  • Las diferencias entre nosotros son obvias. Soros quiere una sociedad abierta, mientras que nosotros queremos una sociedad segura. Según él, la democracia sólo puede ser liberal, mientras que nosotros creemos que puede ser cristiana. Según él, la libertad sólo puede servir para la realización personal, mientras que creemos que la libertad también puede ser utilizada para seguir las enseñanzas de Cristo, para servir al país y para proteger a nuestras familias. La base de la libertad cristiana es la libertad de decidir. Esto está ahora en peligro.
  • Nosotros, en la parte oriental de la UE, sabemos muy bien lo que significa ser libre. La historia de las naciones de Europa Central ha sido una lucha implacable por la libertad contra los grandes imperios, una batalla repetida para ganar nuestro derecho a decidir nuestros propios destinos. Tenemos la amarga experiencia de primera mano de que cada esfuerzo imperial trae consigo la esclavitud. Hay todavía bastantes aquí de la generación de luchadores por la libertad – en el antiguo Bloque del Este, de Estonia a Eslovenia, de Dresde a Sofía – que pueden recordar personalmente lo que es oponerse a la tiranía, al dominio del hombre y a su versión comunista: intimidación, ruina material y moral, abuso físico y mental. No queremos más de eso.
  • Los líderes occidentales que han vivido toda su vida en un mundo de libertad heredada y el imperio de la ley deberían escuchar ahora a aquellos que han luchado por la libertad y que, basándose en sus experiencias personales, pueden distinguir entre el imperio de la ley y la tiranía, o el imperio del hombre. Esos líderes occidentales deben aceptar que en el siglo XXI no renunciaremos a la libertad por la que luchamos a finales del siglo XX.
  • La batalla a favor y en contra del nuevo imperio de Bruselas aún no se ha decidido. Bruselas parece rendirse, pero muchos estados nacionales siguen resistiendo. Si queremos preservar nuestra libertad, Europa no debe sucumbir a la red de Soros.

Estamos absolutamente de acuerdo. ¡Envidia tenemos de Hungría y pena porque España ni tiene un gobernante que la defienda ni la clase política, con pocas excepciones, están empeñados en batirse por ella!! Y llegado a este punto, con tristeza recordamos el maravilloso soneto de Francisco de Quevedo: “Miré los muros de la Patria mía”:

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes ya desmoronados
de la carrera de la edad cansados
por quien caduca ya su valentía.

Salime al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del yelo desatados,
y del monte quejosos los ganados
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa: vi que amancillada
de anciana habitación era despojos,
mi báculo más corvo y menos fuerte.

Vencida de la edad sentí mi espada,
y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.

Publicidad.

Esto lo escribió Quevedo dolorido por ver la decadencia de España que coincidía con la época en la que los Austrias entraron en declive y que acababa con el maravilloso periodo que se conoce como la Edad de Oro, en el que laliteratura y el arte español llegaron a su mayor esplendor.

¿Qué diría hoy el poeta viendo este tremendo destrozo que socialistas y comunistas están haciendo de la Patria? Ni muros de ella sobre los que llorar, van a dejar.


  • [1]El Plan Kalergi es un proyecto que estarían llevando a cabo las elites políticas y económicas para impulsar la llegada de inmigrantes no blancos a Occidente y mezclarlos con las “razas europeas”. Según sus seguidores, el autor de esta conspiración fue el político y filósofo austriaco Richard Coudenhove-Kalergi, vinculado con la masonería de la que recibió financiación a través de los Rothschild. En 1923 publicó el manifiesto titulado Paneuropea, en el que abogaba por la creación de una confederación de países europeos. Después, fundó la Unión Internacional Paneuropea, una organización política que pretendía formar una entidad política que fuera más allá de los estados nacionales europeos. Su intención era fundar unos Estados Unidos de Europa y evitar así nuevas guerras.
  • Gerd Honsik lanzó la tesis de que Kalergi pretendía impulsar migraciones masivas hacia Europa para que asiáticos y africanos mezclaran su ADN con el europeo. De esta forma, según mantenía en su panfleto, se crearía un ser humano híbrido más débil y manipulable que el hombre blanco, que podría ser utilizado por las élites como mano de obra barata o, simplemente, eliminarlo. Algunos de sus seguidores han bautizado esta supuesta política como “el gran reemplazo”.  
  • [2] El Foro de Davos, es decir, el Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF) creado por el impulso de Klaus Schwab, un globalista que quiere implantar el Nuevo Orden Mundial en el planeta, siempre bajo apariencias buenistas y filantrópicas como exige la secta.” El WEF es el punto de encuentro anual de la red de personas más poderosas e influyentes del mundo. Entre los temas centrales a tratar está cómo hacer una globalización más sostenible o de qué forma ir hacia un “capitalismo de partes interesadas” donde no sólo los intereses de los inversores sean tenidos en cuenta. Además de su orientación hacia la formación de capital humano (que no es lo mismo que capital social), cuenta con una serie de instrumentos que le permiten controlar nuestras economías en función de la expansión del capital privado transnacional. Schwab asegura que “La pandemia representa una extraordinaria oportunidad para reflexionar, reimaginar y reajustar nuestro mundo”, aunque parece referirse en exclusiva a la economía post Covid 19. Para cobijar las acciones que conlleva reflexionar, reimaginar y reajustar nuestro mundo ha creado el concepto Gran Reset. Aplicando lenguaje informático, el gran reseteo podríamos definirlo como reinicio, o bien, la reposición hacia un estado inicial, una vuelta al principio o bien un nuevo comienzo, todo muy en consonancia con su Nuevo Orden Mundial que quieren implantar.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos los 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Publicidad.
1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

1 Comentario

  1. Pingback: Hungría y Polonia plantan cara a Soros

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Observatorio Familia y Vida

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Rafapal: El carlismo

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Tecnología

Al estilo de ‘Black Mirror’, Microsoft pretende recopilar datos sociales de las personas para crear un chatbot que simule su forma de ser.

Opinión

Los oligarcas tecnológicos poseen un grado de poder que, al menos de alguna manera, rivaliza con el del político más poderoso del mundo.

Opinión

Lo que Trump ha demostrado es que las políticas de desglobalización favorecen a los trabajadores.

Opinión

Ahora la nueva revolución totalitaria expropiará a la humanidad entera para mayor beneficio de la élite globalista que vivirán como dioses en sus búnkeres...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.