Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Historia

El Krak de los Caballeros

Durante las primeras Cruzadas surgieron en Tierra Santa dos Órdenes religiosas y militares que lucharon heroicamente contra los enemigos de Dios, defendiendo a la Iglesia y al cristianismo: los Templarios y los Hospitalarios.

Imagen Pixabay

(Gaudium Press) Monseñor João Clá, fundador de los Heraldos del Evangelio, escribe:

“La pugnacidad cristiana mostró su rostro más éclatante [1] en las Órdenes de Caballería, cuya benéfica influencia en las Cruzadas está registrada en los anales de la Historia.”[2]

Esta combatividad se mantuvo y aumentó con la práctica de los tres votos: obediencia, pobreza y castidad. Los caballeros cumplían una Regla basada en las de San Agustín y San Benito.

Fuerza, ímpetu y coraje al servicio de la Fe

Para comprender y amar el noble ideal del caballero, transcribimos algunos comentarios hechos por el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira:

El caballero “es el varón católico capaz de, con la ayuda de la gracia divina, alcanzar la más alta perfección de ciertas cualidades humanas, cuando está puesto en condiciones de combatir. Es decir, cuando las circunstancias de la lucha entre el bien y el mal lo colocan en posición de batalla, allí se encuentra manifestando una forma especial de excelencia, emitiendo un brillo particular de su alma. Brillo y excelencia que representan un maravilloso modo de ser del propio amor de Dios, visto como rechazando y venciendo lo que está contra Él.

“Es un guerrero formado para, con el vigor de su brazo y la intrepidez de su espíritu, hacer el bien a la Cristiandad. Fuerza, ímpetu, coraje, puestos al servicio de la Fe: esta es su misión.

“Por otro lado, sin embargo, los caballeros eran auténticos artesanos de la paz, porque usaban la fuerza sólo para defender el orden contra quienes querían destruirlo. (…)

Piedad, humildad, castidad

“Él es, sobre todo, piadoso. Al salir del campo de batalla, se dirige inmediatamente a la capilla del castillo, se arrodilla y, conmovido, da gracias a Nuestro Señor por haber salido ileso. Gracias, sobre todo, por haber ahuyentado al bárbaro pagano o al mahometano, haber sabido llevar a la victoria a los que eran de Dios, y haber hecho resplandecer así la gloria divina sobre el adversario. Después se coloca frente a una imagen de Nuestra Señora, y a Ella reza de manera especial, sumamente agradecido y conmovido.

“Entonces aparece el otro lado del caballero. Es devoto, se humilla, se deleita en inclinarse ante Dios.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

“Todo esto constituye el perfil moral del caballero. En la guerra, heroico y temido; en paz, providente, porque sabe que el descanso es sólo el respiro entre dos batallas. con los enemigos de Dios, implacable; con los amigos, dulce y cortés.

“Esta afabilidad, este amor cristiano que el caballero tiene por su prójimo se refleja en sus actos de caridad, pero también en sus buenos modales, que son la forma de exteriorizar su bondad interior. Así, el caballero es amable, distinguido, trata bien a la gente, rindiendo a cada uno su debido respeto, y espera que ellos también le muestren la debida deferencia.

“Alrededor de él y de los que son como él, se va constituyendo un ambiente en que el lenguaje es más noble, florido y bello, donde la elegancia de los vestidos y modales florece de forma marcada, dando lugar a la cortesía y distinción propia de los caballeros. Y, hay que decirlo, lejos de degradar a los que les eran inferiores, en su ascensión los caballeros encumbraron también a las demás capas de la sociedad, que aprendieron de ellos la lengua refinada, la buena educación. (…)

“Es hombre casto, porque la impureza es lo contrario de la caballería, y su verdadero complemento es la virginidad. La fuerza de un caballero no es la violencia de un cantinero común, sino el vigor de un hombre puro”. [3]

Conquistado por los infieles a través de una carta falsa

La Orden de San Juan de Jerusalén fue fundada en 1113 por el hermano Gerardo, que dirigía un hospital en la Ciudad Santa. Por eso, sus miembros comenzaron a llamarse Hospitalarios.

Con el aumento del número de sus miembros y el valor que demostraban en las batallas, recibieron fortalezas en varias regiones de Palestina, entre ellas el Krak dos Caballeros, situado en el oeste de Siria, que les fue donado en 1142 por Raimundo II, Conde de Trípoli.

Puede leer:  ¡Evita vive!

Construido en la cima de una colina de 650 metros, desde entonces fue mejorado para convertirse en uno de los castillos cruzados más hermosos del Este. Tenía un presbiterio, en cuyas paredes había frescos, y otro más pequeño. Muros de nueve metros de altura, con torres, en las que había almenas, protegían el Krak que podía albergar a 2.000 hombres y contener alimentos durante cinco años.

Los mahometanos realizaron varios ataques contra el Krak, pero no pudieron tomarlo. Saladino y su ejército invadieron el condado de Trípoli en 1180, llegaron a la fortaleza, que ofreció una heroica resistencia y ellos se retiraron.

En 1271, los musulmanes sitiaron el Krak y enviaron una carta a su comandante, “firmada” por el Gran Maestre de los Hospitalarios que se encontraba en otro lugar y recomendaba la rendición. Era una falsedad de los paganos; la guarnición, por falta de vigilancia, capituló y la Fortaleza fue tomada.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Batallas de Malta y Lepanto

Con el Sultán de Egipto, en 1291, habiendo tomado San Juan de Acre, que se había convertido en la capital del Reino de Jerusalén, los Templarios y Hospitalarios abandonaron Tierra Santa. Estos últimos se asentaron en Chipre – Mar Mediterráneo –, y más tarde en Rodas – Mar Egeo.

El emperador Carlos V, en 1530, les cedió la Isla de Malta – Sur de Italia. En 1565, los turcos mahometanos la rodearon con una poderosa flota, pero fueron aplastados por los hospitalarios, bajo el mando del heroico Gran Maestre Jean de la Valette.

En la Batalla de Lepanto – al Oeste de Grecia – el 7 de octubre de 1571, los Hospitalarios jugaron un papel importante en la victoria católica contra los turcos.

Napoleón Bonaparte, de camino a Egipto en 1798, empleando una mentira soez, se apoderó de la isla de Malta y expulsó a los Hospitalarios. Con su dispersión surgieron sectores no católicos y la verdadera Orden de los Hospitalarios desapareció.

¿Y qué pasó con el Krak?

A lo largo de los siglos, siguió existiendo afrontando mil vicisitudes. En 1920, Francia tomó el control de Siria, por mandato de la Liga de las Naciones, y restauró la Fortaleza.

Por Paulo Francisco Martos

Lecciones de historia de la iglesia

___

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

[1] Del francés: fulgurante.

[2] CLÁ DIAS, João Scognamiglio, EP. Maria Santíssima! O Paraíso de Deus revelado aos homens. São Paulo: Arautos do Evangelho. 2020, v. III, p. 83.

[3] CORRÊA DE OLIVEIRA, Plinio. O Cavaleiro, flor e gloria da Cristandade. In Dr. Plinio. São Paulo. Ano II, n. 10 (janeiro 1999), p. 26-27.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Written By

Constituida por laicos, consagrados, profesionales y voluntarios, Gaudium Press es una agencia de noticias que tiene como objetivo difundir de manera rápida y efectiva los acontecimientos más importantes de la Iglesia Católica.

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

Lo + leído

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Cultura

HM Televisión presenta «Fernando III el Santo, un reinado en defensa de la cristiandad», un documental realizado en el marco del 350 aniversario de...

Opinión

Una reflexión sobre el estado de espíritu de cruzada que deben mantener los países europeos ante la nueva amenaza rusa desplegando armas nucleares en...

Opinión

La letra mecanografiada es irreprensible, la letra manuscrita muchas veces es irregular, incluso fea, pero tiene la expresión de un alma. ¿Qué expresan esos...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.