Hemeroteca - 01/01/2018

Uno de los mayores quebraderos de cabeza en cualquier hogar es el poder emparejar los calcetines después de la colada. Una vez solucionada el problema de emparejar los calcetines con su pareja (pues en ocasiones no es fácil distinguir cada pareja) siempre queda un calcetín solitario, sin que seamos capaces de encontrar su pareja. Sin embargo, un...

La hybris en la política

Hoy hemos llegado, respecto del Estado a lo que los griegos denominaron la hybris, la desmesura. Que era para ellos el peligro más grande que podía sufrir la...

Recibe en tu e-mail todas las novedades