Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Opinión

Los filósofos y el coronavirus

La filosofía no es horóscopo, no es adivinaza, es un saber reflexivo, que en algún momento se puede traducir en sabiduría existencial, pero ello supone un trabajo profundo en una ascética espiritual que no es para todos.

Foto de Cottonbro en Pexels

Este pequeño comentario podría titularse “un filósofo criollo responde a los europeos”, pues acaban de enviarme varios amigos un artículo publicado en el diario de izquierda Página 12 y otro en Ia agencia liberal progresista Infobae, titulados algo así como: “Qué piensan los filósofos sobre el coronavirus”. Y allí aparecen las opiniones de Zizek, Byung Chu, Harari, Agamben, Chomsky, Esposito, Jean Luc Nancy y algún otro.

Todos estos filósofos, en mi opinión la mayoría no lo son, hablan sobre el futuro: que cae la sociedad capitalista, que se instaura nuevo socialismo, que se viene un totalitarismo sutil de manejo de las masas, etc., etc. Todas precogniciones, todas prognosis.

La sana filosofía, esto es, aquella que se realiza reflexivamente, aconseja desde siempre que la filosofía “como el buho de Minerva sale a volar al anochecer”(Hegel). Esto es, cuando la realidad se puso, cuando el fenómeno acabó, cuando está terminado. Y ello no ocurre con la pandemia del coronavirus, pues está en pleno desarrollo.

Ya Weber, Sombart y tantos otros grandes sociólogos aconsejaban que ante un fenómeno masivo como una peste o un acontecimiento mayúsculo es conveniente dejar que se desarrolle antes de ponerse a estudiarlo. Porque de lo contrario solo realizamos conjeturas y no ciencia.

Y esto es lo que les pasó a estos “filósofos europeos”, hablaron por hablar, hablaron al ñudo; fueron víctimas de uno de los rasgos de la existencia impropia de la que habla Heidegger en Ser y Tiempo: las habladurías.

Esto del buho de Minerva ya estaba en el mito de Prometeo cuando en la caja de Pandora queda encerrada la elpis, que los tontos de capirote tradujeron por esperanza cuando en realidad significa la espera o mejor aun la prognosis. Lo que enseña que: el hombre no puede conocer el futuro sino a lo máximo conjeturar sobre él.

De lo que no se puede hablar, hay que callar, aconseja Wittgenstein en la frase final de su Tractatus. Y el viejo Sócrates decía: tengo un daimon que me dice cuando debo callar. Cómo van a ser filósofos sino pueden cerrar el pico y, además, les falta en daimon= voz interior o algo parecido.

Ninguno de ellos esbozó hablar de las causas del coronavirus como puede ser la manipulación genética y cosas por el estilo, que se fueron de control a las ciencias duras.

Cuando muchos de mis amigos me demandan a diario que escriba sobre el coronavirus les respondo que la filosofía no es horóscopo, no es adivinaza, es un saber reflexivo, que en algún momento se puede traducir en sabiduría existencial, pero ello supone un trabajo profundo en una ascética espiritual que no es para todos.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

Advertisement. Scroll to continue reading.
Puede leer:  ¿Por qué lo llaman “discriminación positiva” cuando deberían llamarlo trato de favor?

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Written By

Alberto Buela nació en Buenos Aires en 1946. Es un filósofo argentino que ha trabajado sobre tres temas específicos: metapolítica, teoría del disenso y teoría de la virtud. Se destaca como el fundador de la metapolítica en América. Sus trabajos al respecto son múltiples y variados

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestros libros

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

Lo + leído

En Amazon

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Opinión

Los globalistas que es lo mismo que decir comunistas o satanistas (yo prefiero emplear este último término que es mucho más exacto) desplegaron una...

Opinión

Cuando unos de los cimientos filosófico-teológicos y morales edifican su casa sobre arena, las lluvias y vendavales la derriban o la dejan tan desolada...

Opinión

Más de un millón de moros pululan por nuestras calles, y digo pululan, pues la mayoría no trabajan. ¿Para qué, si en España se...

Opinión

Si la venta del cuerpo como mercancía se llama prostitución, también se podría llamar así al acto de vender el alma —la dignidad, el...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.