Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Los mártires de Abitinia

«Nosotros tampoco podemos vivir sin participar en el Sacramento de nuestra salvación y deseamos ser iuxta dominicam viventes, es decir, llevar a la vida lo que celebramos en el día del Señor».

En el año 304 el emperador Diocleciano prohibió la celebración de la Santa Misa y condenó a muerte a los cristianos que no entregaran las Escrituras. El Obispo de Abitinia, Fundano, se convirtió en apostata al acatar la ley civil. Sin embargo, un sacerdote de su diócesis, San Saturnino, al contrario que su obispo, decidió cumplir la Ley de Dios sobre la de los hombres y primar el Primer y Tercer mandamiento sobre cualquier otra cosa.

Celebró la Santa Misa y fue detenido y martirizado junto a 48 fieles. Todos murieron a consecuencia de la tortura y la prisión. Mientras eran torturados siempre insistieron en que fueron libremente a las celebraciones porque «Sine dominico non possumus» [Sin domingo no podemos vivir].

Benedicto XVI dijo en referencia a ellos «Nosotros tampoco podemos vivir sin participar en el Sacramento de nuestra salvación y deseamos ser iuxta dominicam viventes, es decir, llevar a la vida lo que celebramos en el día del Señor».

Sin embargo, en la crisis del COVID parece que todos hemos sido apóstatas, pues ni fieles ni Obispos hemos sabido enfrentarnos al poder para decir que las Misas no las regula el Estado. Así hemos admitido arbitrariedades como tener que asistir miembros de una misma familia a misa sentados en los extremos de los bancos mientras después, acabada ésta, podíamos acudir a la terraza de un bar en grupos de diez amigos sin necesidad de mascarilla ni de distancia “social”. E igualmente hemos admitido que el Gobierno, que sostenía ser más saludable los encuentros al aire libre que en lugares cerrados, prohibiera las celebraciones en lugares abiertos.

Publicidad.

Todo esto nos debiera llevar a meditar si hemos perdido el vigor propio de nuestra Fe.


Nuevo (Telegram): Canal para suscribirse https://t.me/tradicionviva

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar remitiéndonos tus artículos, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es, o haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL LIBERALISMO ES PECADO

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

Las personas somos todas valiosas, pero de un tiempo a esta parte nos estamos deshumanizando, pensamos que hay parte de la población que ya...

Opinión

¿Chile cabeza de puente de la revolución en el Cono Sur?

Opinión

Miles de feministas se revuelven ahora contra el movimiento LGTBi, y proclaman que la genitalidad es importante en materia sexual, que la voluntad no...

Análisis

El laicismo generó frutos tan diabólicos que desde inicios del siglo XX vemos intentos o iniciativas de cristianos que, con mejor o peor formación,...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.