Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Chip

Cuando todo siga como sigue, habrá chip obligatorio para poder ser visitados por el médico, para viajar, para poder cursar estudios y para votar.

Hace años que se espera, no puede asegurarse, pero el sonido de ese insistente rumor es de los que martillean los tímpanos. Y es que la tarjeta para fichar en el trabajo se hace de escaso alcance para esos que lo quieren todo. La tecnología, los tiempos y los aconteceres, lo permiten, lo facilitan y… ¿Queda mucho para que nos implanten un chip? El asunto viene ya de lejos, ya hay grupos en determinados lugares que a día de hoy “voluntariamente” llevan de modo habitual, bajo la epidermis, un chip personalizado que les identifica y les franquea la entrada a su empresa, verifica su identidad y registra su hora de entrada y salida, así como otras circunstancias quizá aún primarias.

Decían nuestros bisabuelos –o sus padres, o los padres de sus padres- que “hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad”.  Y sí, adelantaban y lo siguen haciendo, pero se suponía que su progreso estaba de nuestra parte; desde algunos puntos de vista hay que empezarlo a dudar. En estas horas pasadas y todavía no resueltas de pandemia y estado de alarma nos monitorizaban en cuanto dijéramos, de un lado, y de otro se nos brindaba una aplicación para instalar en nuestro teléfono móvil para detectar el peligro de contagio del prójimo o viceversa. Este “adelanto” ya se está usando aquí y allá, aunque en China más, y sólo es la antesala del chip que, a poco que se empeñen en unos años, no muchos, nuestro centro de salud inyectará amablemente y sin dolor en la muñeca o en el cogote. En un principio, estas novedades mostrarán la etiqueta de “sólo para aquellos que libremente quieran” y la propaganda exhibirá sus múltiples ventajas. Entre seguridad y libertad, entre esa libertad y la salud, elegirán por nosotros. Para ello serán derribadas reticencias, prejuicios, escudos legales, resistencias, en fin, que serán arrasadas tal y como ha ocurrido, en campo distante, con las pegas de los escépticos, por ejemplo, en la invasión de los tatuajes.

Con el tiempo, ante la generalización del uso del chip, añoraremos –añorarán- el dni, el arte de firmar, el dinero en efectivo, la huella dactilar, el anonimato, hasta un paseo secreto por el campo, la privacidad… El chip será nuestro carnet biológico, nuestro acreditación para entrar, salir o permanecer, nuestro título académico, la declaración de hacienda, el tíquet del autobús o la entrada de teatro y el musical, el billete de tren o del avión, el certificado de empadronamiento, los poderes notariales o los títulos de propiedad, nuestra historia clínica o los resultados instantáneos de un electrocardiograma y hasta el pasaporte. Muchos creemos, y pistas sobran, que el control que viene va a ser imparable, nada nuestro podrá ser un secreto ni nada podrá ser olvidado, porque estaremos en directo primero y en los archivos imborrables, después.

Cuando todo siga como sigue, habrá chip obligatorio para poder ser visitados por el médico, para viajar, para poder cursar estudios y para votar. A la llegada preliminar del chip, los contrarios a su uso podrán ser tildados de reaccionarios, insolidarios, hasta negacionistas del cambio climático o lo que quiera que se dicte en ese momento, y puede que fachas…

Publicidad.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos los 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Observatorio Familia y Vida

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Rafapal: El carlismo

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Opinión

Permitir que manipulen, o plantarte y auto- confinarte, dándoles así una lección, que los colegios queden vacíos y las urnas desiertas, enseñándoles en ese...

Opinión

Se lucha porque no hay otra, pues la alternativa que les ofrecen es matar o morir.

Opinión

Es curioso cuando su Tolerancia, meramente propagandística, se muta en la intolerancia que dicen utilizar los opositores a sus desquiciados planes.

Opinión

¿No serán los partidos políticos el verdadero cáncer de la democracia?

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.