Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Actualidad

Escándalo en Alemania: el “documento de pánico” encargado por el ministro del Interior para justificar la represión sanitaria

El documento reservado escrito en la primera ola de Covid-19 que exageró dramáticamente la amenaza de una pandemia.

Imagen con licencia Pixabay

El llamado “documento estratégico” de marzo de 2020, un informe elaborado por el Ministerio del Interior, en realidad no fue redactado por expertos. Y fue creado en solo cuatro días. Sin embargo, sirvió de base para la aplicación de tácticas de intimidación y alarmismo.

Un intercambio de correspondencia que recibió el periódico alemán WELT AM SONNTAG y sobre el que WELT informó, muestra cómo el Ministerio del Interior de Horst Seehofer influyó en los investigadores al presentar los resultados que querían en forma de informe. Según el informe WELT, parece que la motivación para crear el documento fue la propagación del pánico en el público alemán.

Pero el periodista Gunnar Kaiser pregunta con razón si este pánico no fue creado primero por el documento. El llamado “documento estratégico” en cuestión, fue elaborado en marzo de 2020. Era una ciencia dirigida: en apenas cuatro días se presentaron todos los escenarios terroríficos que inducían el miedo y sirvieron para justificar la acción política posterior. El objetivo probablemente era provocar un estado de conmoción en la sociedad, concluyó Gunnar Kaiser a partir de la situación de hecho .

Kaiser señala que ninguna de las personas nombradas como autores del estudio (Otto Kölbl, Maximilian Mayer, Boris Augurzky, Hubertus Bardt, Heinz Bude, Roland Döhrn, Michael Hüther, Christoph Schmidt) nunca se graduó en epidemiología, infectología, inmunología, virología, etc. o disciplina análoga. La mayor parte de la parte epidemiológica del trabajo fue realizada por los Sres. Kölbl y Mayer. Pero ni Kölbl ni Mayer se han ocupado nunca del trabajo epidemiológico.

Por tanto, parece que el informe, que luego se presentó como un documento estratégico sobre el pánico, fue un análisis rápido y superficial que dio fundamento al alarmismo del Ministerio del Interior.

Publicidad.

El Ministerio del Interior contrató investigadores académicos para justificar estrictas medidas sanitarias contra coronavirus

Según un artículo presentado por Anette Dowideit y Alexander Nabert, una extensa correspondencia que WELT AM SONNTAG tiene disponible muestra que, en la primera fase alta de la pandemia, los empleados del ministro del Interior, Horst Seehofer, actuaron sobre los investigadores y luego les proporcionaron información y elementos para un “documento secreto” de ministerio en tono dramático.

De hecho, en la primera ola de la pandemia de coronavirus en marzo de 2020, el Ministerio Federal del Interior contrató científicos de varios institutos de investigación y universidades con fines políticos. Encargó a investigadores del Instituto Robert Koch y de otras instituciones la elaboración de un modelo de cálculo a partir del cual el ministro del Interior, Horst Seehofer (CSU), deseaba justificar las duras medidas sanitarias que el gobierno pretendía imponer .

Esto suma más de 200 páginas de correspondencia interna entre funcionarios del Ministerio del Interior e investigadores, que tiene WELT AM SONNTAG. Un grupo de abogados luchó con el Instituto Robert Koch y las autoridades para obtener estos correos electrónicos en una disputa legal que duró varios meses.

En un intercambio de correos electrónicos, el secretario del Ministerio del Interior, Markus Kerber, pide a los investigadores contactados que desarrollen un modelo a partir del cual se puedan planificar “medidas preventivas y represivas”.

Publicidad.

Según la correspondencia, los investigadores trabajaron en estrecha coordinación con el ministerio para elaborar, en apenas cuatro días, el contenido de un documento declarado secreto, pero que fue distribuido a los distintos medios en los días siguientes.

Se diseñó el “peor escenario”, según el cual más de un millón de personas en Alemania podrían morir de coronavirus si la vida de la sociedad continuara como antes de la pandemia .

Colaboración máxima

“Máxima colaboración”, o en alemán “ Maximale Kollaboration ”, es el artículo publicado por “Welt am Sontag”, un periódico dominical alemán, escrito por los periodistas Anette Dowideit y Alexander Nabert. El Portal Brasil Livre presenta la traducción gratuita al portugués de esta publicación, que sigue reverberando en Alemania, y Tradición Viva la traduce para sus lectores al español.

En la primera ola de coronavirus, el Ministerio del Interior preparó un documento secreto que retrataba dramáticamente la amenaza . Recurrió a investigadores académicos para su elaboración; los documentos internos lo demuestran.

A mediados de marzo de 2020, Alemania se encontraba en el primer “bloqueo”. Las escuelas y las tiendas estaban cerradas, los nervios estaban al límite. Este fue también el caso del ministro del Interior, Horst Seehofer (CSU). Esto se debe a que el virólogo Christian Drosten y Lothar Wieler, director del Instituto Robert Koch (RKI), acababan de visitarlo en su casa. Los dos advirtieron al jefe del Ministerio del Interior: Alemania enfrentaría consecuencias dramáticas si el país regresaba a la vida cotidiana demasiado rápido. Seehofer ahora temía que el cierre terminara en Pascua como estaba planeado. El ministro estaba firmemente en contra de esto. Y encargó a su secretario de Estado, Markus Kerber, que tomara medidas.

Publicidad.

Kerber tenía un plan: quería reunir a científicos de renombre de varios institutos de investigación y universidades. Juntos, producirían un documento que luego serviría como legitimación para otras duras medidas políticas después de Pascua . Envió una solicitud a los investigadores por correo electrónico. En pocos días cumplieron con la solicitud del ministerio. Aportaron elementos para un documento clasificado como secreto por el Ministerio del Interior , en el que se presentaba de la forma más dramática posible el peligro que suponía el coronavirus y que rápidamente se difundió por los medios. En el “peor de los casos”, pintaban así: si Alemania no tomaba medidas, más de un millón de personas en el país estarían muertas al final de la pandemia.

El periódico “Welt am Sonntag” recibió una extensa correspondencia por correo electrónico que muestra exactamente lo que sucedió entre la alta dirección del ministerio y los investigadores durante estos días críticos de marzo de 2020. Sobre todo, muestra esto: que el ministro Seehofer decidió utilizar los científicos encargados con el propósito político que tenía en mente , y que estaban complacidos de haber respondido a la solicitud. Las más de 200 páginas de correos electrónicos muestran que, al menos en este caso, los investigadores no han actuado con la independencia que los científicos y el gobierno federal vienen enfatizando desde el comienzo de la pandemia, sino que han trabajado para llegar a un resultado predeterminado y fijo, dictado por políticos .

La correspondencia proviene del Instituto Robert Koch (RKI). Un grupo de abogados, representado por el abogado berlinés Niko Härting, luchó por obtenerlo en una disputa legal durante meses con las autoridades, y lo puso a disposición del equipo editorial. Los documentos estaban atenuados en muchos lugares, pero revelan mucho sobre cómo el Ministerio del Interior influyó en los investigadores y cómo colaboraron para retratar la situación de la manera más amenazante posible.

La cooperación se inició con la convocatoria realizada por la Secretaría de Estado el 19 de marzo. “Estimados profesores”, escribió Kerber al director de RKI, Lothar Wieler, y a los investigadores del Instituto Leibniz de Investigación Económica (RWI para abreviar), el Instituto de Economía Alemana (IW), el Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad ( SWP) y varias universidades. El ministerio quería crear una “plataforma de investigación ad hoc” con los institutos y con efecto inmediato. Se necesitaría un modelo de cálculo computacional para “anticipar la situación mentalmente y en términos de planificación”. Debería ayudar a poder planificar más “medidas preventivas y represivas”. El secretario de Estado trazó una imagen distópica: se trataba de “mantener la seguridad interna y la estabilidad del orden público en Alemania”.

Publicidad.

Kerber pidió secreto: lo que se discutirá en este grupo en los próximos días debe mantenerse confidencial “fuera de las instituciones del equipo operativo de gestión de crisis”. “Sin burocracia. Máximo secreto ”, escribió Kerber. Y volvió a acentuar el tono dramático al final del correo electrónico: dado que no se sabía “si las redes seguirán funcionando de manera confiable y durante cuánto tiempo”, los participantes deben dar sus números de teléfono privados y direcciones de correo electrónico. Comparó la situación con el Apolo 13: “Tarea muy difícil, pero con final feliz debido a la máxima colaboración”, le escribió a su “amigo Lothar Wieler”.

Al hacerlo, Kerber marcó el tono del procedimiento que el ministro del Interior aparentemente esperaba de los científicos contactados: una presentación de la situación lo más amenazadora posible. El resultado solo estuvo disponible cuatro días después: un documento secreto con el sello “VS – Solo para uso oficial”, sobre la perspectiva inminente de hasta un millón de muertes. También dijo cómo obtener el “efecto de choque deseado” en la sociedad para evitar este peor escenario. Dijo que era necesario crear imágenes en la mente de las personas, de ese tipo: “Muchas personas gravemente enfermas son llevadas al hospital por sus familiares, pero allí no las reciben y mueren de ahogo en la agonía en casa”. Así, esperaban hacer aceptable a los ciudadanos, entre otras cosas, una “restricción abrupta pero corta de ir y venir”.

Durante esos cuatro días, Kerber y otros altos funcionarios del ministerio siguieron meticulosamente el trabajo de los investigadores y dictaron el procedimiento. La correspondencia muestra que hubo conferencias telefónicas entre el ministerio y los investigadores, en intervalos cortos, mientras trabajaban en su modelo y de acuerdo con las recomendaciones recibidas. Los correos electrónicos de los investigadores sobre el progreso de su trabajo fueron enviados no solo a la Secretaría de Estado, sino también a varios jefes de departamentos y unidades del Ministerio del Interior. El ministerio incluso llegó a proporcionar el esquema del trabajo por correo electrónico.

Los investigadores no solo se limitaron a proporcionar números, sino que también dieron sugerencias específicas, por ejemplo, sobre cómo lidiar con “el miedo y lograr que la población se adhiera” e hicieron recomendaciones políticas. “Söder es intuitivamente correcto”, escribe alguien cuyo nombre se ha eliminado del documento. “El creciente sentimiento de impotencia debe ser controlado por la impresión de un fuerte intervencionismo estatal”.

Publicidad.

Los correos electrónicos también muestran algo más, quizás mucho más serio: los investigadores no estaban de acuerdo con la valoración científica de la situación. Por ejemplo, discutieron entre ellos qué números deberían usar como base para calcular los escenarios deseados. Los científicos responsables del Instituto Robert Koch y los del RWI intercambiaron puntos de vista el domingo tras la apelación del secretario de Estado. La pregunta era: ¿qué suposición debería hacerse sobre el porcentaje de personas infectadas en Alemania que mueren a causa del virus? Esta cifra no fue fácil de cuantificar, había poca experiencia con el virus. RKI acababa de publicar su propio modelo. Así, estimó que el 0,56% de los infectados en Alemania murieron por el virus. Sin embargo, RWI abogó por trabajar con una tasa de mortalidad del 1,2 por ciento. Su investigador responsable escribió que el documento debe argumentar “desde el objetivo”, es decir, “mostrar alta presión para actuar” y desde el principio de precaución considerar que “mejor es peor que demasiado bueno”. El secretario de Estado Kerber fue informado de esto.

Tenga en cuenta que ambos números aparecen en el documento que finalmente fue preparado por el ministerio. Allí está escrito: “En un escenario muy moderado, el RKI asume actualmente una tasa de mortalidad del 0,56%. En el último modelo, se utiliza una tasa de mortalidad del 1,2 por ciento ”. Esto significa que el ministerio no quiso explícitamente limitarse al valor prudente que toma RKI para sus cálculos, aunque el instituto Wieler es el responsable último de eso precisamente en Alemania: proporcionar las cifras sobre las que trabaja el gobierno a la hora de planificar sus mediciones.  

En cambio, el ministerio utilizó el “peor caso” con sus números más sorprendentes: ¿cuántos morirían si la vida continuara por completo como antes del coronavirus? Esto sigue la lógica del Ministerio del Interior. Dado que el puesto de Seehofer es responsable de la seguridad interna del país, siempre quieren estar preparados para el mayor daño posible. En retrospectiva, los investigadores involucrados no estaban del todo equivocados con una tasa de mortalidad del 1,2%. Es cierto que la proporción de personas que mueren a causa de una infección por COVID 19 no se puede cuantificar claramente, en parte porque nunca se conoce con exactitud el número real de personas infectadas. Sin embargo, la mayoría de los investigadores asumen que alrededor del uno por ciento de las personas infectadas en Alemania mueren a causa del coronavirus.

El Secretario de Estado del Ministerio del Interior, Kerber, explicó a WELT AM SONNTAG cómo surgió el documento: “No necesitábamos un tratado teórico completo. Teníamos problemas concretos en mente y nos enfrentamos a la tarea de prevenir el ‘peor escenario’ ”.

Publicidad.

RKI no comenta sobre su participación, ya que es un “documento de discusión interna”. Y el instituto de investigación RWI dice que no hubo pautas de política para los resultados de la investigación.

Desde el punto de vista del Ministerio del Interior, en cualquier caso, el proyecto fue un éxito. El secretario de Estado Kerber dijo al grupo el 23 de marzo: “Nuestro trabajo […] fue muy bien recibido y, gracias a su alta calidad y prudencia, ahora encontrará su camino hacia la oficina de crisis del gobierno”.

Fuentes: Texto publicado en portugués en portalbrasillivre.com con fuentes publicadas en alemán en Freiewelt y Welt am Sontag

COMPARTE:

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Publicidad

Actualidad

«Cuando el embrión de pollo goza de más [protección de la vida] que el embrión humano, sabes que has llegado a la mejor Europa».

Opinión

Las medidas del gobierno chileno, avaladas por su Parlamento, sólo han logrado transformar una crisis sanitaria en una crisis económica.

Análisis

Como bien anticipara Mons. Lefebvre, vamos verdaderamente hacia una sociedad terrible, que se dice libre y que no tendrá ninguna, pero ninguna libertad.

Actualidad

El abogado René Fuchslocher considera arbitrarias algunas medidas del Ministerio de Sanidad.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box