Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

10 razones por las que el trangenderismo es el peor enemigo de la familia

Lo que quiere la revolución transgénero es autodestructivo, tiránico, anticientífico, inmoral, abusivo e insalubre.

Artículo de John Ritchie

Publicado en TFP Student Action (en inglés)

Lo que quiere la revolución transgénero es autodestructivo, tiránico, anticientífico, inmoral, abusivo e insalubre.

1. El transgenderismo es tiránico

El 13 de mayo de 2016, la Administración Obama expidió una orden extensiva, ordenando a todas las escuelas públicas que permitieran a los miembros de un sexo biológico utilizar las duchas, taquillas y baños del sexo contrario. De golpe impuso el gobierno federal los baños transgénero en todas las escuelas públicas de la nación. Los Estados que se opusieron a la medida han sido amenazados con severas penas como la retirada de fondos federales.

Lo que quiere la revolución transgénero es autodestructivo, tiránico, anticientífico, inmoral, abusivo e insalubre.

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral “Soberanía Social”, y semanalmente la selección de artículos del editor.
Publicidad.

Las preocupaciones legítimas de los padres por sus hijos fueron dejadas de lado. El derecho a la privacidad y salvaguardar la inocencia de nuestros hijos fue, igualmente, pisoteada. Como el Islam, el movimiento transgénero solo está satisfecho con la sumisión total. Bajo esta nueva tiranía, las escuelas, las universidades, los negocios e incluso las iglesias tienen restricción a la hora de seguir sus principios morales. La moralidad cristiana no es tolerada.

2. Esto fomenta el abuso infantil

El transgenderismo es especialmente dañino para los niños. De acuerdo con el Colegio Americano de Pediatras, la promoción pública del transgenderismo constituye una forma de abuso infantil:

Publicidad.

Condicionar a los niños a creer que un periodo de interpretación química y quirúrgica del sexo contrario es normal y sana es abuso sexual. Apoyar la discordancia de género como una vía normal, la educación pública y los policías confundirán a los niños y a sus padres, llevando a más niños a [presentarse por sí mismos] en “clínicas de género” donde se les suministrará inhibidores de hormonas. Esto, en cambio, asegura prácticamente que “elegirán” una vida de hormonas cancerígenas y tóxicas de reemplazo de sexo, e igualmente, considerar una innecesaria mutilación quirúrgica de sus partes sanas como jóvenes aduntos”.

Cabe oponerse con vigor a esta forma de abuso sexual.

3. Contradice la biología y la ciencia

La ideología de género contradice la biología básica. El mismo movimiento progresista que una vez fue adorado en el altar secular de la ciencia para excluir a Dios y la metafísica se ha vuelto en contra de su propio dogma “la ciencia lo es todo”. Ahora, toda la evidencia científica que desmonta la narrativa transgénero es descartada.

Empero, el Colegio Americano de Pediatras es claro: “La sexualidad humana es un rasgo binario biológico objetivo: ‘XY’ y ‘XX’ son marcadores genéticos de salud, no de un trastorno. La norma del diseño humano es para ser concebido como hombre o mujer. La sexualidad humana es binaria por diseño con el propósito obvio de la reproducción y florecimiento de nuestras especies. Este principio es evidente por sí mismo… Individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo.

4. El sexo biológico no puede cambiar

Aquellos que abrazan la ideología transgénero pretenden que el hombre pueda convertirse en una mujer o viceversa. Pero su reclamación es falsa.

Publicidad.

“Es psicológicamente imposible cambiar el sexo de una persona, desde que el sexo de cada individuo es codificado en los genes (XX si es mujer, XY si es hombre). La cirugía solo puede crear la apariencia del otro sexo”, según explican el los doctores Richard P. Fitzgibbons, Philip M. Sutton y Dale O’Leary en un estudio bien documentado. Estos doctores afirman que esa identidad sexual “está escrita en cada célula del cuerpo y puede determinarse por medio de la evaluación del ADN. No puede cambiarse”.

5. Denigra la masculinidad y la feminidad

La ideología transgénero afirma que la realidad biológica no es lo que determina el sexo de una persona, sino los sentimientos. Por lo tanto, las diferencias entre hombres y mujeres, muy similares a las prendas que vestimos, están separadas de nuestra identidad y están fluyendo constantemente. La masculinidad y la feminidad son meras etiquetas para describir lo que vemos, pero carecen de cualquier base sustancial.

La ideóloga feminista, lesbiana y escritora Simone de Beauvoir afirmó que “una no nace mujer, sino que más bien se convierte en ello”. El punto principal del feminismo no es tanto la eliminación de la llamada clase “opresiva” masculina, sino la abolición de la diferencia entre sexos.

Aquí vemos cómo los movimientos homosexual, transgénero y feminista están aliados. Ellos comparten el mismo objetivo final: la destrucción del hombre y la mujer, la masculinidad y la feminidad.

Publicidad.

6. Destruye la razón

Una parte fundamental de la lógica y la razón es la idea de que las cosas tienen un propósito. El propósito de nuestros ojos, por ejemplo, es proveernos la vista. Las alas de un águila calva existen para permitirle volar. Nuestros pulmones existen para que podamos respirar y absorber oxígeno, y nuestras orejas existen a fin de escuchar. Igualmente, el propósito primario de la sexualidad humana es la procreación.

Empero, el transgenderismo, como la homosexualidad y el feminismo, deniega este principio y, por tanto, ataca a la razón humana en sí misma, lo cual es una forma de locura deliberada.

7. El transgenderismo es autodestructivo

El movimiento homosexual destruye vidas. El arrepentimiento, la desesperación y el suicidio son frecuentes entre aquellos que adoptan la “T” del estilo de vida LGTB.

Walt Heyer, un hombre que lamenta haber vivido como una mujer durante muchos años, dijo: “Supe que no era una mujer real, no importa lo que dijeran mis documentos de identidad. He dado pasos extremos para resolver mi conflicto de género, pero cambiar géneros no ha funcionado. Fue, obviamente, una enmascarada”.

Publicidad.

“Los transexuales no solo aniquilan su identidad de nacimiento”, según explicó Heyer, ya que “destruyen todo y todo en su agitación: familia, esposa, niños, hermanos o hermanas, y carrera profesional. Ciertamente, esto demuestra el comportamiento de alguien empeñado en la auto-destrucción y la auto-lesión totales”.

El estrés que supone un estilo de vida que viola la naturaleza es aparente. De acuerdo con la Fundación Americana para la Prevención del Suicidio, el 41% de aquellos que se identifican como transgénero en América han intentado suicidarse. Esto es veinticinco veces mayor con respecto a la media nacional.

8. Adonde nos llevará el transgenderismo: trans-especies

Si un hombre puede pretender ser una mujer, ¿por qué no puede también clamar que no es un humano? Una conclusión tan relativista como tal está lamentablemente aquí: se llaman “trans-especies”, también conocidas como furros u otherkins. Las personas con un Trastorno de Identidad de Especies se consideran a sí mismas como no humanas y son destacadas en los desfiles homosexuales. Los argumentos utilizados por el movimiento transespecista para cuestionar su estatus humano son esencialmente los mismos que los del movimiento transgénero.

Cuando los sentimientos reemplazan la realidad, la lógica muere. El intelecto, la parte superior del hombre, es degradada. El animal manda. Y nuestra cultura atea nos presiona para jugar con estas depravadas fantasías.

Publicidad.

Una vez que estos trastornos se normalizan, ¿qué puede, posiblemente, resistir las pasiones desinhibidas introduciendo grandes formas de depravación? ¿Qué protegerá a la razón humana de una destrucción más avanzada?

9. La ideología transgénero y la persecución religiosa

Favorecida por el secularismo, la ideología transgénero puede generar el peor tipo de persecución religiosa al imponer una perversión de la mente, empezando con los niños pequeños. Aquellos que se oponen a ello están señalados por esta nueva religión de igualdad, que obliga a los niños a asistir a entrenamientos de sensibilidad y someterse al adoctrinamiento de género. De hecho, aquellos que adoran el movimiento homosexual son, servidores de facto de una nueva religión, lo sepan o no.

Su doctrina: la ideología transgénero. Su falso Dios: la igualdad radical y el temerario liberalismo. Su ministros: los líderes del movimiento homosexual. Sus acólitos: la prensa liberal, los políticos inmorales y, lamentablemente, los miembros disidentes del clero. Su “inquisición”: leyes anti-discriminación que amenazan el orden y la paz. Su “excomunión”: cualquiera que diga la verdad es etiquetado como “homófobo” o “tránsfobo”.

10. Ofende a Dios

El deseo de cambiar el sexo biológico de uno no solo deniega la realidad, sino que también ofende a Dios. Nadie ha nacido varón o hembra por oportunidad, sino en conformidad con un plan de la Divina Providencia: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jer. 1:5). “Dios creó al hombre y la mujer” (Gen. 1:27). Por lo tanto, contradecir intencionadamente la naturaleza biológica del hombre es un acto de revuelta contra el Creador.

Publicidad.

La caridad nos llama a ayudar a aquellos que están afligidos o confundidos sobre su propio sexo, no a incrementar su confusión ofreciéndoles una solución falsa. La caridad “no se regocija con lo que se hace mal sino con la verdad” (1 Cor. 13:6). Por lo tanto, la compasión nunca puede estar opuesta a la verdad, porque solo la verdad te hará libre (Juan 8:32).

¿Qué podemos hacer para salvar a la familia?

Hemos de seguir el ejemplo angélico de San Miguel Arcángel.

“Ponte en la coraza de Dios, de modo que puedas mantenerte firme contra las tácticas del diablo. Porque nuestra lucha no es con carne y sangre sino con los principios, con los poderes, con los dirigentes del mundo de esta presente oscuridad, con los malvados espíritus de los paraísos. Por tanto, ponte en la coraza de Dios, que te permitirá resistir en el malvado día y, habiendo hecho todo, mantenerte firme” (Efesios 6:11-13).

Dr. Michelle Cretella on Transgenderism: A Mental Illness is Not a Civil Right

Dr. Michelle Cretella on Transgenderism: A Mental Illness is Not a Civil Right

Notas:

Publicidad.

1. The American College of Pediatricians, “Gender Ideology Harms Children,” www.acpeds.org/the-college-spe…
2. ibid.
3. The National Catholic Bioethics Center, “The Psychopathology of ‘Sex Reassignment’ Surgery: Assessing Its Medical, Psychological, and Ethical Appropriateness” by Richard P . Fitzgibbons, M.D., Philip M. Sutton, Ph.D., and Dale O’Leary
4. The Public Discourse, “I Was a Transgender Woman” by Walt Heyer, www.thepublicdiscourse.com/201…
5. The Federalist, “Transgender Characters May Win Emmys, But Transgender People Hurt Themselves” by Walt Heyer, http://thefederalist.com/2015/…
6. The Williams Institute, “Suicide Attempt among Transgender and Gender Non-Conforming Adults” by Ann P . Haas, Ph.D., Philip L. Rogers, Ph.D., and Jody L. Herman, Ph.D. http://williamsinstitute.law.u…


Nuevo (Telegram): Canal para suscribirse https://t.me/tradicionviva

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar remitiéndonos tus artículos, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es, o haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

1 Comentario

  1. Pingback: La administración Trump revierte las regulaciones de la era de Obama que redefinieron el 'sexo' - Tradición Viva

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL LIBERALISMO ES PECADO

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Videos

El destacado historiador español Alberto Bárcena, explica los verdaderos orígenes de la ideología de género, echando por tierra sus supuestos valores reivindicativos.

Análisis

La cuestión del “género” hunde sus raíces más cercanas en la desaparición de la URSS (enero 1991) en el momento en que la izquierda...

Actualidad

Jueces y Magistrados ¿marionetas del feminismo?

Análisis

Uno de los elementos fundamentales en términos antropológicos de este novedoso totalitarismo es el nuevo concepto de identidad.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.