Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

O el Estado, o nosotros

Si por estupidez, por pereza, por comodidad, por envidia, por codicia o por cobardía dejamos que nos lo arrebaten todo, nos estamos traicionando a nosotros, a los nuestros, a los que nos sucederán y a Dios.

Vivimos tiempos en los que la embestida del Estado contra las libertades y derechos de los ciudadanos está alcanzando niveles que hace unos pocos años hubiéramos considerado imposible.

E intolerable. No me imagino yo a muchos de mis antepasados, aquí y en muchos otros lugares, asumiendo dócilmente lo que nosotros admitimos sin rechistar.

Las consecuencias de haber entregado nuestra libertad, nuestra propiedad, nuestra vida entera al Estado se traducen ahora en que, literalmente, nos estamos quedando sin libertad, sin propiedad y en muchos casos sin vida. O al menos, sin una vida que merezca la pena vivir, desde el punto de vista humano.

En lugar de hacer valer nuestros derechos, todos ellos anteriores al Estado, haber defendido nuestra familia, nuestras comunidades, nuestra Fe, todo anterior al Estado, hemos cedido sin vuelta atrás todo eso a las leyes.

Publicidad.

La legislación positiva, la constitución y el sistema que “nos hemos dado” nos sustituye. Pero no nos damos cuenta de que no nos podemos dejar sustituir, que todo eso que hemos entregado no es solamente nuestro. Es nuestro y de los nuestros, de nuestra descendencia.

Si por estupidez, por pereza, por comodidad, por envidia, por codicia o por cobardía dejamos que nos lo arrebaten todo, nos estamos traicionando a nosotros, a los nuestros, a los que nos sucederán y a Dios.

Porque, a poco que nos paremos a pensar, las leyes que nos gobiernan son injustas, dejando a un lado si son legítimas o no.

Son injustas porque se oponen al bien humano. En cuanto a su fin porque no se ordenan al bien común, sino al bien de unos pocos. En cuanto al autor, porque exceden con mucho de los poderes de aquellos que nos gobiernan. Y en cuanto a la forma, pues las cargas siempre recaen en los de siempre.

Y son injustas porque se oponen al bien divino, pues conducen a cosas contrarias a la ley divina e inducen a la idolatría de ese monstruo que es el Estado moderno.

Publicidad.

Ocurre constantemente, pero con ocasión de esta llamada pandemia del coronavirus, la injusticia campa desbocada.

Ya sabemos, la ley, si no es justa, no parece que sea ley.

¿Saben, a estas alturas, nuestros compatriotas que hay que obedecer a Dios antes que a los hombres?

¿Seremos capaces de hacerlo ver otra vez?

Publicidad.

¿Seremos capaces de hacerlo nosotros?

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Opinión

El astro del balón, habrá sido un excelente jugador, nadie va a juzgar esa habilidad de Maradona, pero no se ha conducido por el...

Opinión

Seamos "eco-friendly", pero miremos para otro lado si alguien realiza un aborto.

Opinión

Y a la vez, Otegi es “un hombre de paz”, el papá de Pablo Iglesias no fue nunca un terrorista pese a haber pertenecido...

Opinión

Todo se andará, porque como dicen los Evangelios, el número de los tontos es infinito, y en España, todavía más.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.