Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Derechos, elefantes e izquierda católica

Muchos movimientos por los derechos de los animales declaran que el hombre y los animales son seres iguales.

Imagen con licencia Pixabay

¿Los elefantes tienen derechos morales y legales? Según cinco teólogos católicos, un elefante llamado Happy tiene derecho a la libertad. Estos teólogos de izquierda presentaron un escrito al Tribunal de Apelaciones de Nueva York pidiendo la liberación del elefante del Zoológico del Bronx.

En cooperación con Nonhuman Rights Project (NhRP), afirman en su informe: “Happy no es algo que podamos confinar, usar y exhibir en un zoológico (incluso en un intento de producir un buen resultado), es más bien un tipo particular de criatura que Dios hizo florecer de una manera particular ”.

“Creemos que Happy no puede desarrollarse como elefante mientras está cautiva en el Zoológico del Bronx y que estaría significativamente más capacitada para convertirse en el tipo de criatura que Dios hizo que fuera en un santuario … Los animales no humanos pertenecen a Dios, no a nosotros. Son criaturas de Dios, no nuestras “.

🚨 Evita la censura Síguenos en TELEGRAM 🚨

Estos teólogos son el P. Christopher Steck, SJ, Ph.D. (Universidad de Georgetown), John Berkman, Ph.D. (Universidad de Toronto), Charles Camosy, Ph.D. (Universidad de Fordham), Allison Covey, Ph.D. (Universidad de Villanova) y Celia Deane-Drummond, Ph.D. (Universidad de Notre Dame, Universidad de Oxford).

Muchos otros notables también apoyaron la moción para liberar a Happy, incluida la congresista de extrema izquierda Alexandria Ocasio Cortez. Una jueza de la Corte Suprema del Bronx, Alison Y Tuitt, ha apoyado la moción. Hablando del elefante, el juez Tuitt dijo: “Es un ser inteligente y autónomo que debe ser tratado con respeto y dignidad, y que puede tener derecho a la libertad”.

Publicidad.

Someter y gobernar sobre todas las criaturas vivientes

Muchos movimientos por los derechos de los animales declaran que el hombre y los animales son seres iguales. Este no es el caso. El hombre es superior a todos los animales. Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza. El hombre también tiene un alma y una razón inmortales. Los animales no.

Al comienzo de la creación, Dios puso al hombre por encima de los animales. En Génesis, les dice a Adán y Eva: “Llenad la tierra, sométala y domina los peces del mar, las aves del cielo y todos los seres vivientes que se mueven sobre la tierra”. (Génesis 1:28)

¿Puede el hombre abusar de los animales?

Aunque el hombre es el gobernante del reino animal, infligir sufrimientos innecesarios a los animales está mal.

Un efecto negativo de la crueldad hacia los animales es su daño al alma del hombre. Santo Tomás de Aquino dice que no debemos ser crueles con los animales “para que nadie, ejerciendo crueldad con los brutos, se vuelva cruel también con los hombres”. “Summa Contra  Gentiles ” (libro II, cxii)

Publicidad.

¿Tienen derechos los animales?

Los teólogos insinúan que Happy tiene derecho a la libertad. Esto abre la cuestión de si los animales tienen derechos. Una vez más, la doctrina católica es clara; los animales no tienen derechos. La Enciclopedia Católica dice: “Sólo una persona, es decir, un ser que posee razón y autocontrol, puede ser sujeto de derechos y deberes”.

Dios hizo animales para glorificarse a sí mismo, pero también para que el hombre los usara y admirara. Por tanto, los animales son un medio para la perfección y no un fin. Dios creó animales para el hombre y no al revés.

Una vez más, la Enciclopedia Católica explica: “En el plan Divino del universo, las criaturas inferiores están subordinadas al bienestar del hombre”. Ésta es la posición verdaderamente equilibrada de la Iglesia.

Un ataque a la jerarquía de la creación

En el resumen, los cinco teólogos ponen al hombre al servicio de los animales. Utilizan el principio correcto de no ser crueles con los animales y concluyen con el error de tratar a un elefante con dignidad humana.

Publicidad.

Este es un ataque a la jerarquía que Dios hizo en la creación. Tanto en el mundo espiritual como en el material, existen muchas desigualdades. Los ángeles están por encima de los hombres, los hombres están por encima de los animales, los animales están por encima de las plantas y las plantas están por encima de los minerales.

Los activistas por los derechos de los animales desean revertir estas desigualdades colocando a los animales al mismo nivel que el hombre. Happy el elefante es un animal sin razón y no se puede comparar con los humanos ni se le reconocen los derechos humanos.

Hipocresía del movimiento por los derechos de los animales

El tejido moral de Estados Unidos está sesgado. Muchos en la sociedad claman por los derechos de los animales . Sin embargo, los progresistas también claman por la muerte de los no nacidos. Se pisotean los derechos de los más inocentes mientras se protege a los animales.

¿Por qué los teólogos católicos centran sus esfuerzos en liberar a un elefante mientras millones de niños son masacrados mediante el aborto ? Este es un conjunto de valores desordenado.

Publicidad.

La sociedad debe luchar por los derechos morales, no los derechos de los elefantes. Estados Unidos debe primero volver al orden y dirigirse hacia una sociedad orgánica. En una sociedad virtuosa, la salvación del alma del hombre es primordial. Una vez que la sociedad esté bien ordenada, la crueldad animal dejaría de existir naturalmente. Esto se debe a que una sociedad moral está equilibrada. A medida que la sociedad se vuelve más desordenada, los católicos deben ser los pilares del orden y no los defensores de los elefantes.

Este artículo se publicó en inglés en tfp.org

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Actualidad

Don Jaime es para algunos carlistas el tercero en la línea de sucesión dinástica legitimista.

Actualidad

Por otra parte, el reporte indica, el envasado de productos representa la contaminación por dióxido de carbono del 54 por ciento de los procesos...

Opinión

Que China esté utilizando sistemas de control del clima con el objetivo de modificar las precipitaciones de lluvia o nieve es noticia de hace...

Actualidad

Mientras la ciudadanía tiene parados todos sus proyectos, la ONU quiere seguir impulsando su agenda globalista.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.